El secreto para mantener las puertas de la ducha impecables
Califica esta publicación

Las puertas de la ducha pueden representar un problema a la hora de lavar los baños y es que suelen mancharse con el jabón e incluso con el agua

Como resultado, terminamos con un montón de gotitas que no se eliminan por más que secamos con un paño o pasamos la esponja. Por eso, te traemos unos cuantos trucos que te permitirán mantenerlas impecables en todo momento.

Seguramente, tienes una rutina de limpieza especial para tu baño que incluye un montón de productos químicos para desinfectar y mantener todo pulcro. Pero la verdad es que nada de eso es necesario. A continuación, te contamos como reemplazarlos:

Lo mejor que puedes usar para limpiar las puertas de la ducha es una mezcla de vinagre, bicarbonato de sodio y limón. Sumerge una esponja en este desinfectante natural y frótala contra los vidrios.

Es importante que dejes reposar por uno minutos la solución sobre las puertas de la ducha para que elimine definitivamente todas las manchas y cualquier resto de las aureolas que forman las burbujas secas de champú, gel de baño y el vapor de agua. Luego pasa otra esponja con agua para retirar todo.

Utiliza una escobilla para vidrio para retirar el exceso de agua. Pasa papel periódico para sacarle brillo a las puertas. Y finalmente, el secreto: cúbrelas con un repelente de agua de lluvias, como el que se usa para los parabrisas de los carros. ¡Te será muy útil!

Nuevamente, tómate unos minutos para que el producto haga efecto. Limpia todo con papel absorbente y verás cuán impecables quedan las puertas de la ducha de tu baño sin grandes esfuerzos.

Tip: Siempre deja las ventanas y puertas de los cuartos de baño abiertas para que se ventile el área; así evitarás que la humedad haga de las suyas.

 

 

Vía: Eme de Mujer

Déjanos un comentario