Libertad económica – Qué es, qué no es y cómo lograrla
Califica esta publicación

La libertad económica o financiera…

Mucho se habla hoy en día sobre el tema.

Sin embargo, a pesar de que yo personalmente llevo años y años estudiándola, y enseñando estrategias para alcanzarla…

…me doy cuenta que cada vez más y más personas la confunden con lo que no es o sencillamente tienen ideas equivocadas al respecto.

Así que hoy voy a dejar claro de una vez por todas todo sobre la libertad económica o la libertad financiera, qué es, qué no es y cómo lograrla.

Y para los curiosos, personalmente me convertí en una persona libre financieramente a los 22 años en abril de 2011.

La Libertad Económica Es Un Estilo De Vida

Básicamente, uno en el que no es necesario trabajar activamente para ganar dinero.

Ten en cuenta que si eres una persona que ya alcanzó la libertad financiera, lo más posible es que si trabajas activamente, en el corto plazo no recibas dinero.

Es decir, si tú llevas a cabo una actividad que técnicamente te va a generar dinero, lo más seguro es que no los veas en el corto plazo

Y simultáneamente, también si no trabajas en el corto plazo, de igual manera es posible que sigas recibiendo dinero.

Es decir, la libertad financiera es un estado en el que el trabajo deja de ser la causa de generar ingresos.

La Base De La Libertad Económica Son Los Ingresos Pasivos

Es decir, dinero que llega a tu vida automáticamente, sin necesidad de que tú estés realizando ninguna actividad.

Ejemplo: Supongamos que tú escribes un libro.

Lo más seguro es que en el primer mes (e incluso en los primeros meses), no recibas nada de dinero por él.

Pero quizás a los dos años, después de que ya esté vendiéndose en librerías y de que ya esté bien posicionado…

aún si tu no escribes y aún si tú no trabajas, puede que recibas dinero de las ventas.

A este dinero se le denomina ingreso residual o pasivo, y en el ejemplo se recibe por esas regalías que recibes al ser el autor del libro.

El caso opuesto de esto sería, por ejemplo, dar consultoría en persona…

En este caso tú vendes tu tiempo y cobras una tarifa por hora, por ejemplo.

Obviamente en el momento que dejas de dar consultoría y ya no estás disponible para tus clientes, el dinero deja de llegar.

Cuando tienes libertad económica, el dinero llega a tu vida, en general, sin importar lo que hagas o dejes de hacer.

Aunque, No Todo Es Tan Sencillo

La libertad económica requiere mantenimiento. No se trata de encender un botón y olvidarse del tema el resto de la vida.

Incluso escribir un libro, casi nunca requiere sólo escribirlo y luego olvidarse de él.

Por lo regular hay que hacer ciertas cosas que, de alguna u otra manera, optimicen tus fuentes de ingreso, aumenten tus clientes.

Es como tener la responsabilidad de “engrasar la maquinaria” para asegurarte de que siga funcionando y siga produciendo los mismos resultados.

Algo bueno de esto, es que esas actividades normalmente no es una obligación sino una estrategia para crecer, mejorar y quizás diversificar tus fuentes de ingresos.

Los Ingresos Pasivos No Duran Toda La Vida

Y es aquí donde llegamos a uno de esos principales mitos sobre la libertad económica.

Muchas personas creen que uno puede tener libertad financiera para siempre… Y en realidad, eso no es cierto.

Imagínate hace un par de décadas creaste una empresa ventas de CDs o de Cassettes (allá atrás en su tiempo).

Seguramente si creaste una organización que esté perfectamente equilibrada para generarte ingresos pasivos…

…eventualmente el mercado va a acabar con esa oportunidad.

Hoy en día, todo está avanzando a ritmos cada vez más acelerados.

Y el cambio en la tecnología hace que uno tenga que mantenerse siempre a la vanguardia.

Hay competencia más fuerte, cada vez más personas tratan de lograr tus mismos objetivos.

Muchas más personas intentando entrar en el mismo mercado, o de crear una empresa similar.

Y eso hace que debas innovar y llevar a cabo nuevas ideas para seguir siendo relevante en la industria.

Por lo tanto los ingresos pasivos no son “encender un botón y olvidarse de ello”.

Son más bien un mecanismo del que debes estar pendiente con frecuencia.

(aunque quizás ese “mantenimiento” sea MUCHO más simple y recompensante que el tiempo dedicado a un empleo).

La Libertad Financiera No Es “Dinero Extra”

Por lo regular, bajo mi experiencia y la de muchos de mis colegas, es algo bien diferente.

Si uno quiere alcanzar la libertad financiera debe dedicar su vida, sus días y sus noches a crear estos ingresos pasivos.

Es casi imposible que si tú le dedicas una 1 diaria o menos, lo puedas lograr de la manera más eficaz posible.

Normalmente, la libertad económica se alcanza si tú dedicas todo tu empeño y todo tu esfuerzo.

Así que si te presentan una oportunidad de negocio en donde debas dedicar 15 minutos al día…

Lo más seguro es que eso no sea cierto, o que no te brinde la libertad económica como tal.

Sin embargo, el lado positivo de esto, es que por lo regular tu empeño y tu esfuerzo inicial, a pesar de que es muy grande en algún momento termina.

Pasas el periodo de adaptación y el avión de tu libertad financiera despega.

A partir de ahí es donde puedes disfrutar de más tiempo libre, dedicarte a las cosas que te gustan.

Básicamente mantener tu negocio funcionando y ser verdaderamente libre.

Es algo que me recuerda mucho a la siguiente frase:

Hoy haré lo que otros no están dispuestos a hacer, para mañana lograr lo que otros no podrán lograr.

La Libertad Económica NO Es Para Todos

Estos son algunos de los requerimientos:

  • Tener una actitud de emprendedor
  • Estar cómodo con tomar riesgos frecuentemente
  • Estar dispuesto a tomar un camino aún si luego te das cuenta que no era el camino correcto
  • Dedicar mucho tiempo, a investigar estudiar y colaborar con otras personas
  • Gestionar tu propia productividad ya que no tendrás tu propio jefe
  • Y en general, llegar a un punto de Desarrollo Personal tal, que tu autocontrol sea máximo.

Y seguramente, muchas cosas más, dependiendo de tu país, situación económica actual, modelo de negocio, nicho de mercado… etc.

Cómo Lograr La Libertad Económica

Primero que todo, debes tener una motivación explosiva.

Sencillamente, como te decía, no hay nadie que te diga qué hacer, no hay reglas escritas sobre cómo hacerlo…

Muchas personas logran la libertad financiera por diferentes caminos, con ciertos tipos de negocios o ciertos sistemas informáticos.

E incluso mecanismos en donde diferentes personas se encargan de diferentes cosas.

Tu labor es determinar la estrategia de negocio que vas a implementar.

Así que debes estar motivado para estudiar todo el tiempo, para aprender nuevas cosas y no desviarte del camino.

Especialmente evitar aquellos “objetos brillantes” que se te presenten por ahí (oportunidades de negocio que te prometan maravillas).

Lo principal es tu motivación, tu disciplina y enfoque.

La Clave De La Libertad Económica

La libertad económica radica en los sistemas de generación de valor en piloto automático:

Te lo repito Sistemas de Generación De Valor en Piloto Automático.

¿A qué me refiero con “generar valor”? Sencillamente cuando tú le provees beneficios a otras personas.

En el ejemplo del libro, se está entregando valor si las personas le sacan provecho.

Ya sea disfrutando los escritos (entretenimiento) o sacando utilidad de los mismos (contenido instructivo).

De igual manera los deportes proveen valor a los espectadores, en forma de emociones y relaciones sociales.

Lo importante es saber que el valor es muy subjetivo y va a depender de lo que las personas consideren valioso.

Incluso una pintura puede proveer valor, ya que alguien puede admirarla.

Y yendo un poco más allá, quizás dicha pintura haga sentir la casa como más confortable, con ambiente cálido y humano.

El valor es cualquier cosa que los clientes valoren.

Cuando tú puedes producir valor en la vida de mucha gente automáticamente, es ahí donde puedes alcanzar la libertad financiera.

2 Formas De Automatizar La Generación De Valor

  1. A través de sistemas informáticos: que se encarguen, por ejemplo, del proceso de venta, desde la promoción, la consecución de prospectos, las oferta, la entrega de los productos, etc.
  2. Mediante los sistemas conformados por personas: Es similar a la primera forma, con la diferencia de que no son sólo programas de software, sino colaboradores humanos.

Sin importar si se usa la primera o la segunda forma, debe haber un mecanismo funcionando en todo momento para ti.

Ahora bien, según mi experiencia, esto es prácticamente imposible de conseguir sin personas.

No creas en esas falsas promesas de que tú puedes utilizar un sistema que te genere dinero sin nada.

Sin personas, sin compras, sin transacciones, sin nada… Sencillamente no es posible.

Por lo que algo en lo que debes ser bueno, es en gestionar relaciones humanas para hacer que todas esas cosas sean posibles.

Y quizás también ser o conseguir un experto en sistemas informáticos para la automatización.

Para casi todo negocio ya existen diferentes sistemas de por un bajo costo que  hacen todo por ti.

Y dependiendo de la complejidad y hacia dónde quieras escalar los costos pueden subir.

Por esta razón, sería ideal empezar pequeño y crecer poco a poco.

Requisitos Para La Libertad Económica

Para ser libre económicamente necesitarás:

Algo Para Vender

Cuando uno escucha que le prometen ganar dinero y no hay nada para vender y no hay nadie comprando, es muy sospechoso y por lo regular ese tipo de cosas son estafas.

Algo para vender es fundamental, por lo regular los sistemas de generación de ingresos pasivos y de libertad financiera, se basan en las ventas.

Las transacciones son como la sangre y el flujo sanguíneo de todo negocio, sin eso no hay nada.

Quizás el bombeo lo hagan los sistemas de automatización, pero tiene que haber algo qué bombear, y a menos que el dinero cambie de manos (del cliente al comercio), no hay nada.

Debe ser tan simple venderle tanto a 10 personas como a 1.000 personas

Si tienes que invertir una hora laboral en conseguir un cliente y cerrar una transacción, entonces 1000 clientes te costarían 1000 horas y no tendrías un límite físico.

Mientras que los sistemas informáticos pueden recibir hasta millones de visitas en un día con lo que el modelo de escala cambia la lógica del negocio completamente.

Un sistema de atención al cliente

Sencillamente si tú pones a vender un producto y te vas de vacaciones a las Bahamas es posible que tus clientes tienen problemas o dudas.

Si no atiendes a esos clientes, quizás empieces a tener reembolsos, contracargos de tarjeta de crédito, quejas, problemas e incluso demandas, y quién sabe qué cosas más.

Debe haber un equipo de personas (que quizás en principio podrías ser tú, luego lo podrías subcontratar) que se encargue de atender las dudas, y las dificultades, y las inquietudes de tus clientes… Eso es fundamental.

Contar con un apoyo provisional

¿A qué me refiero con esto? Básicamente un empleo, o si es tu caso, el apoyo económico de tu familia o de tus ahorros.

Pero en general es obligatorio contar con algo que te garantice tu seguridad económica mientras estás empezando.

Realmente existe el riesgo de que no te vaya bien, de que la idea no funcione en absoluto, o de que te demores 6 meses o más en ser rentable.

(En mi caso, me tomó 1 año aproximadamente).

Si tú le pones el empeño suficiente y tú persistes, investigas, estudias y tomas acción; lo más seguro es que tú logres la libertad financiera.

Sin embargo, eso te va a tomar un tiempo, y para la gran mayoría de personas no es posible empezar a hacerlo a menos de que tengan un apoyo económico provisional.

Conocer el ciclo de vida del cliente

¿Cuántos clientes entran diariamente, mensualmente, anualmente al negocio?, ¿Y cuánto invierten en tu negocio, cuántas transacciones en promedio realiza cada uno?

Hay negocios que están diseñados para generar 1 transacción por cliente y listo.

Los mejores negocios que apuntan a la libertad financiera, son los que pueden tener clientes recurrentes, incluso mensualmente generando ventas.

El ciclo de vida del cliente incluye el tamaño de transacción promedio, y la cantidad de transacciones que un cliente aproximadamente realiza en tu negocio.

Mientras mayor sea el volumen por transacción y más transacciones tengas por cada cliente, tu trabajo se convierte únicamente en traer más personas a tu puerta.

Y lo mejor es que cualquier negocio se puede optimizar para tener recurrencia y para maximizar el tamaño de transacción con unos pequeños ajustes.

Esto es básicamente todo.

Si lo consideras adecuado para ti, vas por buen camino y sólo resta que tomes acción.

Ya que los emprendedores son los que toman una idea y la convierten en realidad.

Diferente a los soñadores que toman una idea y varios meses después tienen la misma idea.

O peor, una nueva. Pero nunca hacen nada.

 

 

Vía: Sebascelis

Déjanos un comentario