Lecciones de millonarios para triunfar: Jack Dorsey
Califica esta publicación

Jack Dorsey, fundador de Twitter y Square

1. “Aprende a reflexionar

Cuestiónate todo lo que haces: tus prácticas, operaciones, estrategias… todo.

2. “Comparte toda la información

Dorsey tiene como objetivo dar a conocer a los empleados cuáles son los objetivos de la empresa y qué está ocurriendo en ella. Todos reciben un correo electrónico con los detalles de cada una de las reuniones que se realizan.

3. “Ten una imagen clara”

Dorsey afirma que si quieres crear algo útil debes regresar en el tiempo, meditar cómo era algo, descomponerlo en partes pequeñas y colocarlas en secuencia. Si no tienes una imagen clara de qué quieres construir, no lograrás nada nuevo.

4. “Hazlo personal”

Sea lo que sea que planees, tiene que ser algo que quisieras usar, algo por lo que sientas pasión, con lo que te veas trabajando a diario.

5. “La vida es corta, hazlo hoy

El primer paso para emprender es lo más retador, es fácil tener una idea y discutirla en tu cabeza pero lo complicado es hacerla realidad.

6. “Haz lo que sea necesario”

Éste es el verdadero espíritu emprendedor. Algunas veces ganas la apuesta, otras la pierdes, pero debes seguir intentando.

7. “Pide consejos a tus mentores

Los padres de Dorsey eran emprendedores y su abuela tenía una tienda, así que ellos siempre estaban presentes. Pero a pesar de eso, buscó a más personas experimentadas para que le enseñaran más.

8. “Resuelve un deseo

Muchos creen que la filosofía de los emprendedores es resolver los problemas de los demás, pero para Dorsey lo importante es satisfacer los deseos de la gente.

9. “Muéstralo, no lo digas

Dorsey explicó repetidas veces su proyecto de Twitter, pero nadie comprendía por qué eso ayudaría en algo. Lo demostró después de un fuerte terremoto.

10. “Deja atrás las excusas

Dorsey aconseja a los emprendedores jóvenes que no se esperen a tener al inversionista adecuado o al equipo ideal. Empieza a trabajar en tu proyecto y lo demás se irá dando por sí solo.

 

 

Vía: Banca y Negocios

Déjanos un comentario