La dieta que protege tus pulmones
Califica esta publicación

No fumar es lo principal para cuidarlos; pero, según la ciencia, hay alimentos que contribuyen a su buen estado.

El tabaco es el enemigo número 1 de los pulmones. Pero los científicos han descubierto que seguir durante años una dieta basada en un alto consumo de fruta, vegetales, pescado azul y cereales de grano entero tiene relación con un mejor resultado en las pruebas que miden el funcionamiento de los órganos respiratorios, entre ellas la espirometría.

Además, este vínculo entre un patrón alimentario saludable y un mejor estado de los pulmones se da también entre quienes padecen enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una dolencia que, según datos de la OMS, mata a unos tres millones de personas al año en el mundo, y cuya principal causa es la exposición al humo del tabaco.

Come bien y respirarás mejor

Esta relación entre lo que se come y la salud pulmonar ha sido demostrada por un estudio realizado a partir de los datos de 1.551 hombres y 1.391 mujeres del Reino Unido, fumadores y no fumadores, afectados de dolencias pulmonares y sanos.

Los científicos analizaron la dieta de estas personas mediante cuestionarios, y su patrón alimentario (el tipo de dieta seguida a largo plazo) con análisis de sangre y orina. Luego las sometieron a espirometrías, una prueba en la que se mide el estado de los pulmones de un individuo en función de la cantidad de aire que es capaz de inspirar y espirar.

Al cruzar los datos, surgieron unas tendencias claras: un patrón alimentario “prudente” (así lo llaman los autores del trabajo, publicado en el European Respiratory Journal), basado en frutas, vegetales, pescado azul y cereales de grano entero, se asocia tanto en hombres como en mujeres con un mayor volumen espiratorio forzado (el volumen de aire exhalado de los pulmones de manera forzada durante un segundo después de haber tomado aire al máximo). Y también contribuye a presentar una mejor capacidad vital forzada, es decir, un mayor volumen de aire espirado, con el máximo esfuerzo posible, partiendo de una inspiración máxima.

Además, los resultados demostraron que un patrón alimentario sano tiene efectos protectores contra las dolencias pulmonares (EPOC incluida), sobre todo entre los hombres fumadores.

Fuente: Muy Interesante

Déjanos un comentario