Fabrica tu propio “rompe hongos” natural para las uñas
Califica esta publicación

Los hongos que se proliferan en las uñas dan lugar a una infección conocida como onicomicosis.

Esta se origina por la acción de los dermatofitos, levaduras o mohos no dermatofitos que crecen con facilidad en ambientes húmedos y cálidos.

Conocida también como “tiña de uñas”, es una condición bastante frecuente que, de hecho, afecta entre el 3% y 4% de la población mundial.

Afecta tanto las manos como los pies, aunque son más habituales en estos últimos, sobre todo en los hombres.

Se caracteriza por provocar más síntomas visibles que sensitivos, en especial cuando apenas se está empezando a desarrollar.

Esta hace que las uñas luzcan amarillentas, gruesas y con la piel de sus alrededores inflamada y rojiza.

Lo más preocupante es que la falta de tratamiento puede ocasionar debilitamiento y pérdida total de la uña.

Debido a esto es primordial prestarle atención desde sus etapas iniciales y procurar darle un tratamiento que facilite su eliminación.

A continuación queremos revelar una solución completamente natural que, con solo tres ingredientes, “romperá” los hongos para salvar la uña.

¡Pruébalo!

Tratamiento natural para combatir los hongos en las uñas

Este “rompe hongos” natural es un tratamiento de uso tópico cuyas cualidades antimicóticas favorecen la destrucción de los microorganismos que afectan la calidad de la uña.

Su duración mínima es de dos meses en los casos más leves, pero puede extenderse de 8 a 12 meses para la eliminación total del hongo y la regeneración de la uña.

De antemano, es importante entender que la paciencia es la clave para que los remedios funcionen, ya que ninguno da efectos inmediatos y se requieren continuas aplicaciones.

Este producto está elaborado con ingredientes como el agua oxigenada, el alcohol etílico al 90% y el prodigioso vinagre blanco.

Los tres son conocidos antisépticos y antifúngicos naturales que sirven para tratar varios tipos de heridas y condiciones cutáneas.

Beneficios del agua oxigenada

Agua oxigenada
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es un producto muy utilizado para la desinfección de heridas gracias a su poderosa acción antibacteriana.

Tiene un átomo más de oxígeno que el agua normal y la presentación que más se vende en las farmacias es la de 3%.

Hace parte del catálogo de desinfectantes ecológicos, ya que la acción química de la oxidación es la que se encarga de eliminar los gérmenes patógenos.

Su aplicación tanto en los pies como en las uñas favorece la destrucción de las levaduras y dermatofitos que les provocan infección.

Beneficios del alcohol etílico al 90%

El alcohol etílico es aquel que se destila con fines medicinales y, por lo tanto, es el que casi todos tienen dentro de su botiquín de primeros auxilios.

Este se utiliza como desinfectante y antibacteriano, sobre todo sobre algunos tipos de lesiones que afectan la piel.

Está comprobado que es eficaz contra la mayoría de bacterias y hongos, pero no contra las esporas bacterianas.

A nivel estético forma parte de la manicura y pedicura puesto que disminuye la presencia de hongos en las uñas y elimina los microorganismos que puedan quedar en las herramientas.

Beneficios del vinagre blanco

Vinagre blanco
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Los compuestos ácidos que contiene el vinagre blanco se han aprovechado desde la antigüedad en lo que tiene que ver con el tratamiento de los hongos en la piel.

Es un destacado antiséptico y antimicótico natural que puede hacerle frente a la onicomicosis y el conocido “pie de atleta”.

Su aplicación reduce la sensación de comezón, el color amarillo y las antiestéticas durezas que impiden lucir unos pies bonitos.

¿Cómo preparar este producto para combatir los hongos de las uñas?

cuidado de las uñas
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Tras conocer las propiedades de los ingredientes de este producto, el siguiente paso será prepararlo para proceder a iniciar el tratamiento.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de alcohol etílico al 90% (50 ml)
  • 5 cucharadas de agua oxigenada (50 ml)
  • 2 cucharadas de vinagre blanco (20 ml)

Utensilios

  • 1 recipiente de vidrio

¿Qué debes hacer?

  • Coloca el agua oxigenada y el alcohol etílico en un recipiente de vidrio.
  • Incorpora el vinagre blanco y agita para que todo quede bien integrado.
  • Tapa el frasco y déjalo en un lugar fresco y seco.
  • Lava muy bien la uña afectada, sécala con una toalla suave y aplícale un poco de tratamiento con la ayuda de un algodón.
  • Si está demasiado gruesa, lima con cuidado su superficie y frota el preparado.
  • Úsalo todos los días, dos veces al día.

Como complemento a este remedio procura desinfectar tus zapatos, calcetines y todo tipo de elementos que hayan mantenido contacto con tus uñas infectadas.

 

 

Vía: Mejor con Salud

Déjanos un comentario