Estas son las claves para detectar una sinusitis
Califica esta publicación

Muchos confunden este mal con un resfriado común ya que sus síntomas son parecidos. Se debe sospechar de sinusitis si un resfriado se prolonga por más de una semana y está asociado a una secreción nasal de mal aspecto.

La sinusitis es una inflamación de las cavidades paranasales -pequeños huecos llenos de aire alrededor de la nariz- producto de una infección viral o bacteriana.

La sinusitis es una de las molestias más comunes en el invierno, y a pesar de que no es un padecimiento grave, si no se detiene a tiempo puede traer varias complicaciones.

La causa más frecuente de esta afección es la complicación infecciosa de un resfrío común. Sin embargo, también se puede originar por una rinitis alérgica no controlada, o por cuerpos extraños que los niños se introducen en la nariz.

En el caso de las sinusitis crónicas, se producen por una alteración genética en el recubrimiento interno de las cavidades paranasales, lo que provoca que se perpetúe crónicamente la inflamación con agravamientos cada cierto tiempo. También puede tener su origen en afecciones dentales, alteraciones anatómicas y trastornos inmunológicos.

Síntomas

-Lo más característico, es la percepción de un resfriado que no mejora al cabo de una semana y que se perpetúa en el tiempo.

-La mucosidad nasal deja de ser transparente y se vuelve de mal aspecto.

-Sensación de presión cerca de la zona de los ojos.

-El dolor de cabeza puede ser un síntoma pero dentro del contexto de un resfriado prolongado.

¿Cómo se previene?

A raíz de que su causa más frecuente es un resfriado, resulta fundamental cuidarse durante su evolución. Para esto, se recomienda comer frutas y verduras sobre todo las que contengan vitamina C, como la naranja y el limón, para reforzar el sistema inmunitario y ayudar al cuerpo a resistir infecciones. Además, evitar los cambios bruscos de temperatura y evitar salir con el pelo mojado a espacios públicos abiertos.

También, controlar las rinitis alérgicas y evitar que los niños se introduzcan cuerpos extraños en la nariz, como pedazos de lápices, bolitas de papel, juguetes o semillas.

Tratamiento

El procedimiento principal es la terapia antibiótica por un mínimo de diez días, junto al apoyo de lavados nasales, descongestionantes, antialérgicos y corticoides orales y/o inhalatorios.

En caso de dudas, o frente a una mala progresión de un tratamiento inicial, se puede apoyar la evaluación con un escáner de cavidades peranasales, ya que permite visualizar en detalle la anatomía de la zona.

Vía: Banca y Negocios

Déjanos un comentario