“Echar un camarón” triplica el riesgo de morir prematuramente
Califica esta publicación

Tomar una siesta los fines de semana o tras un día duro en el trabajo es muy reconfortante, sin embargo un nuevo estudio reveló que esta práctica no es nada beneficiosa para la salud.

La Universidad de Cambridge en Reino Unido, realizó una investigación la cual determinó que las personas que toman siestas de media hora aumentan en un 14% las posibilidades de morir prematuramente, mientras que si superas los 60 minutos se eleva hasta un 32%.

Para llegar a dichas conclusiones, los investigadores analizaron durante ocho años a 16.400 voluntarios que tomaban con frecuencia una siesta. Las causas de muertes más comunes en las personas que fallecieron prematuramente durante el estudio estuvieron relacionadas con enfermedades respiratorias, cáncer y problemas cardíacos.

Según los autores, la principal hipótesis de estas muertes es que las siestas pueden generar inflamación en diversos órganos, lo cual eleva los riesgos de muerte entre dos a tres veces en comparación con aquellas que duermen ocho horas diarias.

Sin embargo, estos resultados no dependieron del género, edad, clase social, nivel educativo, estado civil, índice de masa corporal, depresión o presencia de ciertas enfermedades de los voluntarios.

A pesar de los resultados, los científicos continuarán evaluando los resultados, ya que dicha inflamación puede llegar a depender de los factores culturales, ambientes y estilo de vida.

 

 

Vía: Eme de Mujer

Déjanos un comentario