La Decidofobia o miedo a tomar decisiones ¿Lo sufres?
Califica esta publicación

La vida está llena de pequeñas y grandes decisiones, y a veces, ineludiblemente, de dilemas monumentales. Es que en realidad, no existe día en que dejemos de escoger una cosa u otra, pues no somos androides que van deambulando por el mundo en piloto automático ¡no! Muy al contrario, nos es usual examinar detalles como: qué comemos o qué vestuario nos ponemos. Hasta situaciones menos rutinarias y más introspectivas de la talla de: qué evitamos o qué debemos hacer para sentirnos mejor.

Está claro que el acto de decidir es cotidiano, aún cuando no estamos conscientes de que hacemos ejercicio de ello, pero ¿has sentido miedo a tomar decisiones más de lo que quisieras? Si el temor te paraliza, hasta privarte de emprender acciones fundamentales para ti, y que además sea un patrón que se repite muy frecuentemente, incluso en circunstancias menores…este miedo a tomar decisiones podría no tratarse de una simple indecisión, sino más bien de una fobia.

Decidofobia, miedo a tomar decisiones: 5 claves para saber si lo sufres

No cualquier reacción adversa a tomar decisiones encaja en el perfil de “fóbico”. El miedo es parte de nuestra naturaleza humana, en cambio la fobia es la sensación desproporcionada de temor, sea a objetos o situaciones. Walter Kaugmann, filósofo de Princeton, introdujo en su libro Sin Culpa ni Justicia el término “decidofobia” para denominar a este miedo paralizante a tomar decisiones.

Quien es fóbico a decidir, experimenta ansiedad a gran escala con todo lo que implique llevar el curso de circunstancias mediante resoluciones. Así se trate de pequeñeces como: “¿Qué película debo ver en el cine?” o “¿Qué color uso: el blanco o el negro?”, por ejemplo. Tanta es la presión que experimenta el decidofóbico que, después de darle vueltas al asunto, es más sencillo abortar la misión antes que elegir algo concreto.

Para delimitar entre la indecisión y el trastorno, puntualizamos 5 claves con las que identificarás si sufres de decidofobia:

1. Dependes de otros para tomar decisiones

 Es característico de los decidofóbicos tratar de desprenderse de la carga emocional que les produce decidir, delegándoles a otros la tarea. Si dependes de alguien más cada vez que necesitas tomar decisiones ¡cuidado!, porque esta es una de las señas.

2. Decidir te provoca ansiedad

La decidofobia, como cualquier otra fobia, provoca inquietud y estados de agitación. Es normal que sintamos estos síntomas cuando tomamos decisiones de “vida o muerte”,  ésas que consideramos prioritarias y de gran valía, muy diferentes a otras elecciones rutinarias que no deberían conducirnos a estados profundos de ansiedad.

Decidofobia, miedo a tomar decisiones: 5 claves para saber si lo sufres
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
3. Adoptas una conducta evasiva

Las fobias tienen un elemento distintivo que es la evasión a lo que, básicamente, es el eje del trastorno. En el caso de los decidofóbicos, suelen adoptar conductas limitantes por el temor que les invade al llevar a cabo una acción determinada. A causa de la angustia que sienten con el proceso de toma de decisiones, prefieren abandonar por completo cualquier paso que involucre decidir.

4. Dependes demasiado de guías esotéricas

Leer el horóscopo, consultar a las cartas del tarot o regirse por la astrología, forman parte de un sistema de creencias que placen gustos personales para nada cuestionables. Sin embargo, para los decidofóbicos, estos mecanismos se asemejan a la dependencia que pudieran desarrollar con otros individuos para tomar decisiones, pues confían cada elección de sus vidas en guías esotéricas como vía de escape para evitar tomarlas a cuestas del criterio propio.

5. La indecisión afecta tu vida

Si vives bajo la sombra del temor a dirigir tu vida de acuerdo a lo que consideres pertinente. Si te impones barreras, condenándote a dejar de hacer lo que te es importante por no atreverte a tomar decisiones que satisfagan tus necesidades, sin que comprendas del todo este comportamiento. Y que además creas que todo esto está afectando notablemente tu vida diaria, porque te invade la angustia y la frustración de no poder, es aconsejable que acudas a un profesional.

En cualquier momento de nuestras vidas experimentamos sobresaltos al decidirnos por algo, sin que esto signifique un desequilibrio emocional que amerite especial revisión. Pero la decidofobia es un trastorno real y, como para cualquier otra fobia, las terapias de exposición han brindado buenos resultados para superar el miedo a tomar decisiones, entre tantos otros.

Si te sientes identificado con la mayoría de los puntos, te será de gran ayuda consultar tu problema con un especialista para llegar a mejores términos con tu capacidad para escoger.

 

Vía: Supercurioso

Déjanos un comentario