Consejos para que puedas Eliminar el Mal Olor del Calzado
4.8 (96%) 5 votes

¿Por qué se genera el mal Olor en el Calzado?

El olor de pies se puede producir por cualquier cosa: por haber usado mucho unos zapatos, por bacterias, por infección de hongos, por falta de ventilación, entre otras cosas. Si quieres eliminar ese penetrante, almizcleño y asqueroso olor que sale de tus bonitas zapatillas, no busques más. Lee esto para aprender cómo mantener los zapatos alejados del olor pestilente.

Consejos para Eliminar el Mal Olor del Calzado

1. El Bicarbonato de sodio

Infalible. En nuestro espacio, te hemos hablado en más de una vez de los grandes beneficios del bicarbonato de sodio para la limpieza del hogar. Este elemento químico natural tiene la capacidad de absorber tanto manchas, como olores o humedades, de ahí que sea el truco más recurrido para eliminar el mal olor de los zapatos.

¿Y cómo lo hacemos? Muy fácil, no tienes más que dejar caer una cucharada de bicarbonato en cada zapato, en las plantillas. Escámpalo bien y deja que actúe toda la noche. Ya verás como a la mañana siguiente ya parecen otros.

2. Congela los zapatos

Coloca los zapatos en una bolsa de plástico sellable para congelar (una por zapato, si es necesario) ponlos en el congelador toda la noche. El frío debería matar cualquier hongo o bacteria que causa el mal olor.

zapatos_congelador_afullchola
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Sabias que este método se puede aplicar para que las cebollas no te hagan llorar al picarla, solo que no son hora sino minutos y desde luego sin la bolsa plástica.

3. Talco para Bebe (También sirve el normal)

Los polvos de talco actúan del mismo modo que el bicarbonato de sodio. Tienen la virtud de absorber humedades y silenciar con ello el mal olor. En este caso dispones de dos opciones. Puedes poner un poco de polvos de talco en cada zapato y permitir que pasen así la noche, para después, quitarlos por la mañana.

 La segunda opción es también muy fácil y adecuada. Puedes aplicarte polvos de talco en la planta del pie, de ese modo limitamos la sudoración. Es muy útil y efectivo.
zapato_afullchola
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Se recomienda utilizar el de bebe que el empleado regularmente para los pies

4. Deja que tus zapatos descansen

Evita llevar el mismo par de zapatos dos días seguidos. les da la oportunidad de ventilarse antes de usarlos de nuevo.

Los pies necesitan ventilarse, pero también los pies. Cuando el día sea bueno y soleado, no dudes en dejar los fuera, sin ti. Esto es…¡dales un buen descanso!

zapatos_afullchola
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Una de las formas más comunes para ventilarlos y así eliminar el mal olor

Deja los zapatos malolientes en el coche durante el invierno. Déjalos ahí durante un par de días y noches heladas. Deja que regresan lentamente a temperatura ambiente antes de usarlos.

5. Recomendación para eliminar bacterias

Este consejo es tan curioso como efectivo. Estaría muy bien que tuvieras siempre en casa un poco de salvia y lavanda. Son dos plantas que eliminan muy bien los olores. Lo que haremos es poner en cada zapato unas cuantas hojitas de salvia y unas ramas de lavanda. Después, deja los zapatos en el balcón para que el aire fresco elimine también las bacterias. Por la mañana tendrás tus zapatos mas que listos.

lavanda_planta_afullchola
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Otra de las posibles funciones de esta planta medicinal

6. Mantener una buena higiene en los zapatos

  • Intenta no usar zapatos cerrados todos los días. Es malo para la salud de nuestros pies y favorece el mal olor.
  • Cuando llegues a casa, cambia de calzado y deja que esos zapatos se aireen.
  • No importa si el zapato es de buena calidad o calidad media, todos absorben el mal olor. De ahí que debamos mantener una buena limpieza de los mismos. Cepíllalos cada día, y en el interior, puedes utilizar un trapo húmedo con el mismo detergente con el que limpias la ropa. Friega bien eliminando machas y humedades.
limpieza_zapatos_afullchola
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Mantener una limpieza constante podría ser incluso la solución más sencilla

  • Si en tu caso sueles sufrir de sudoración excesiva en la planta del pie, sería adecuado seguir el consejo que antes te hemos señalado: aplicar polvos de talco. Es un remedio sencillo que nos sirve de mucho en el día a día.

Esperamos que te sean de gran ayuda las recomendaciones aquí presentadas. Recuerda que si tu problema persiste a pesar de seguir al pie de la letra estos pasos, es bueno que consultes al doctor.

¡Si te ha gustado el articulo no dudes en compartirlo por las redes o en dejarnos un comentario!

Con fragmentos de: mejorconsalud.com y wikihow.com

Déjanos un comentario