Conoce las consecuencias de tener exceso o deficiencia de vitamina D
Califica esta publicación

Vitamina A, B, C y… ¡D! Ésta también resulta esencial para el organismo pues se encarga específicamente de la absorción del calcio, el desarrollo de los huesos, el control y crecimiento celular

La deficiencia o el consumo excesivo de vitamina D a través de los alimentos resultan perjudiciales para salud. En el primer caso, puede conducir a raquitismo, una patología que impide la formación total de la estructura ósea.

Cuando hay un nivel bajo de este tipo de sustancias, el sistema inmunológico sufre las consecuencias, haciéndolo más vulnerable a la captura de bacteria y la degeneración de las células, haciendo al cuerpo más frágil y sensible, y por ende incrementando las posibilidades de degeneración y la presencia del cáncer.

Ahora bien, todo en exceso también es dañino. En este caso, un elevado porcentaje en vitamina D puede causar la rápida absorción del calcio, lo que resulta peligroso cuando hay problemas de tipo renal o que afectan directamente al corazón. Asimismo, según estudios, esta sobrecarga también puede originar trastornos alimenticios como la anorexia.

¿Cuál es el valor diario de vitamina D que una persona debe consumir?

La respuesta es entre 600-800 UI y está presente en los aceites vegetales y alimentos como: pescados, huevos, cereales, diversos lácteos y embutidos. En todo caso, es importante seguir las indicaciones de un especialista.

 

 

Vía: Informe21

Déjanos un comentario