¿Es cierto el mito de la barriga cervecera?
Califica esta publicación

Cuando hablamos del estómago prominente, normalmente le tenemos muchos apodos: barriga cervecera, panza chelera, mesita para apoyar la cerveza; entre muchas otros.

Pero, ¿realmente esta panza adherida a nuestros atléticos cuerpos, es causada por la cerveza? Aquí descubrimos el mito.

Lo bueno

Un estudio realizado por miembros de la Academia Española de Nutrición (AEN), y del departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, desmiente el mito de que la cerveza es la responsable de la llamada “barriga cervecera”.

Diferentes estudios europeos han señalado que bebidas de baja graduación alcohólica, como la cerveza u otras bebidas fermentadas, pueden estar incluidas dentro de una dieta como la llamada Mediterránea, siempre y cuando no exceda los 20 o 30 gramos de alcohol al día.

Los consumidores de cerveza tienen una mayor protección antioxidante procedente del lúpulo y de la malta. Su contenido podría tener un efecto antioxidante y protector. Además, actúa como regulador sobre la concentración del colesterol en los individuos que la consumen de manera moderada. Porque se relaciona con un aumento de la concentración de colesterol bueno.

La cerveza, comparada con otras bebidas alcohólicas, tiene menos calorías y tiene mejores nutrientes. Aporta menos de 50 calorías por cada 100 ml, y es fuente de vitaminas y minerales como: Potasio, Vitaminas B y Selenio.

Lo malo

Es un hecho que la barriga es un problema de la salud, causa riesgos cardiovasculares y diabetes tipo 2. Pero la cerveza no es la culpable. Al menos no completamente. El problema es más bien del alcohol y del exceso en la bebida y la comida. Las bebidas alcohólicas en general, incrementan el riesgo de volverse panzón porque el hígado prioriza la quema de alcohol antes que la de grasa, según Columbia Health.

Esto permite que más cantidad de grasa se acumule en el cuerpo. Además, la cerveza y todas las bebidas alcohólicas tienden a incrementar el apetito, por lo que puede ser que consumas cantidades superiores de comida con la bebida, aunada a que generalmente serán cosas con muchas calorías vacías como papas fritas, pizza, etc.

Lo feo

Además, el fácil cultivo de las barrigas tiene que ver con ser hombres. Aunque el almacenamiento de grasas está determinado por la edad y el estilo de vida, los hombres tendemos a almacenar la grasa en el estómago, mientras que las mujeres lo hacen en las caderas o las piernas.

Por tanto, ¡beber cerveza es positivo y no hace panza! Aunque solamente si lo haces con moderación.

Una buena manera de bajar la panza es hacer ejercicio cardiovascular de baja intensidad. Aquel en que no te sientes sofocado. Además, preferir alimentos más balanceados con vitaminas, minerales y fibra en lugar de comida de alto contenido de calorías vacías.

 

 

 

Vía: La Guía del Varón

 

Déjanos un comentario