Así puedes acabar fácilmente con esas desagradables cucarachas
4 (80%) 1 vote

Debemos tener cuidado a la hora de colocar estos venenos para cucarachas y alejarlos tanto de los niños como de las mascotas para evitar que se intoxiquen si los ingieren.

Las cucarachas son una de las plagas más comunes y desagradables que pueden colonizar los espacios de nuestro hogar.

Estas no solo son repulsivas sino que, además, pueden contaminar nuestros alimentos y transmitir varios tipos de enfermedades.

El problema para combatirlas es que no sabemos en qué puntos exactos se ocultan, ya que suelen salir en la noche cuando ya no sienten nuestra presencia.

Si bien la industria ha desarrollado varios tipos de exterminadores, muchas ya son resistentes a ellos y pueden sobrevivir aunque se les aplique una y otra vez.

Además, este tipo de productos están fabricados con ingredientes tóxicos quepueden provocar reacciones negativas en nuestra salud y la de nuestras mascotas.

Por fortuna, existen venenos caseros que continúan vigentes como alternativapara acabar con estos molestos bichos.

En esta ocasión queremos compartir las opciones más interesantes para que no dudes en combatirlas antes de que te generen más problemas.

Veneno de ácido bórico y leche

Acido borico - cucarachas
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Este veneno natural se prepara con ácido bórico, azúcar pulverizada y un poco de leche. Gracias al dulce, las cucharas se sienten atraídas y acaban cayendo en la trampa.

El ácido bórico ocasiona un taponamiento en las vías de evacuación del insectoy lo hace estallar. Además, el azúcar en polvo las hace comer el material porque no se resisten a ella.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ácido bórico (10 g)
  • 1 cucharada de azúcar pulverizada (10 g)
  • 2 cucharadas de leche líquida (20 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Pon el ácido bórico y el azúcar en un recipiente de vidrio.
  • Agrega poco a poco la leche líquida y revuelve para formar una pasta semisólida.
  • Haz pequeñas bolitas del tamaño de un garbanzo y ponlas por todos los lugares que suelan frecuentar las cucarachas.
  • No olvides tener en cuenta las zonas exteriores por donde suelen ingresar hacia la parte interna.
  • Mantelo alejado de los niños y las mascotas.

Veneno de ácido bórico y huevo

Veneno de ácido bórico y huevo
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Otra forma de aprovechar el poder del ácido bórico para combatir las cucarachas es combinándolo con huevo y un poco de azúcar.

Este producto les ocasiona un estreñimiento mortal que las aniquila en su nido en poco tiempo.

Ingredientes

  • 3 tazas de ácido bórico al 100% (700 g)
  • 1 taza de azúcar (200 g)
  • 3 huevos

¿Qué debes hacer?

  • Pon a cocinar los huevos hasta que estén duros. Agrégalos en un recipiente con agua y déjalos hervir de 12 a 15 minutos para que la yema quede bien consistente.
  • Cuando estén listos, retírales la cáscara y separa las claras de las yemas.
  • En este preparado casero solo emplearás las yemas.
  • Viértelas en un tazón y mézclalas con el ácido bórico y la taza de azúcar.
  • Disuelve el azúcar tanto como puedas y procura obtener una consistencia espesa.
  • Tras obtener una pasta, forma bolitas pequeñas y espárcelas por toda la casa.
  • Ponlas en los lugares oscuros y húmedos, así como en armarios, despensas y el baño.
  • Este veneno no es un riesgo al tacto, pero sí es importante alejarlo de los niños y los animales.

Veneno de ácido bórico, bicarbonato de sodio y fécula de maíz

Veneno de ácido bórico bicarbonato de sodio
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

La combinación de ácido bórico con  bicarbonato de sodio, fécula de maíz y otros ingredientes hacen que se genere un caos en el organismo de la cucaracha.

El dulce las atraerá mientras que los demás compuestos las atacarán para eliminarlas por completo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de ácido bórico (20 g)
  • 2 cucharadas de azúcar pulverizada (20 g)
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • 2 cucharadas de yeso (20 g)
  • 2 cucharadas de fécula de maíz (20 g)

 

 

 

Vía: Mejor con Salud

Déjanos un comentario