El arte de las múltiples fuentes de ingreso
Califica esta publicación

Las probabilidades de que logres libertad financiera sólo con un empleo son CASI CERO.

Además, un empleo NO ES UN ACTIVO. Es simplemente cambiar TIEMPO por DINERO.

Y como TU TIEMPO es limitado es prácticamente imposible que puedas lograr libertad financiera sólo con un empleo. Me explico:

  • Los días tienen 24 horas, es decir, como máximo puedes VENDER 24 HORAS AL DÍA de tu tiempo (algo poco recomendable para tu salud y tus relaciones personales, por otro lado).
  • Con un empleo tu única opción es AUMENTAR TU SUELDO (lo que requerirá, casi seguro, dedicar más tiempo al empleo (y menos a tus otras prioridades en la vida: léase salud física, salud mental, salud espiritual y relaciones personales como familia, amigos)).
  • Tu sueldo lo controla TU EMPLEADOR, no tú. A menos que seas UN VERDADERO GENIO, lo normal es que con un sueldo no puedas lograr vivir de tus activos en un futuro cercano.
  • Y ojo, los ascensos tampoco te servirán de mucho, ya que PAPÁ ESTADO estará ahí esperándote para subirte los impuestos y agradecerte tu contribución al estado de bienestar.
  • Sí, podrías llegar a ser el CEO de la empresa, no obstante es algo MUY COMPLICADO y, como te decía antes, TE ROBARÁ MUCHO TIEMPO. Si quieres dejar tu libertad financiera para cuando te quedes calvo te deseo lo mejor.

Finalmente, con todo esto no digo que tengas que dejar tu empleo.

Todo lo contrario.

Ahora bien, lo que sí te digo es que elijas un empleo que TE GUSTE y con el que TE SIENTAS REALIZADO (que sientas que aportas valor al mercado).

Y para aportar más valor al mercado DEBES AUTOFORMARTE. Tu formación es 100% tu responsabilidad (no la de tu empleador).

Simplemente te digo que DEBERÁS ESFORZARTE MÁS aparte del esfuerzo que realices en tu empleo:

Deberás aprender a invertir y, desde luego, empezar un negocio propio a tiempo parcial. Tanto tus inversiones como tu negocio serán cosas que sí dependan 100% de ti.

Piénsalo, los ricos tienen múltiples fuentes de ingreso. Por ejemplo:

  • Empleo en las empresas que poseen;
  • Intereses por su dinero ahorrado;
  • Dividendos de sus inversiones en bolsa;
  • Alquileres de sus inmuebles;
  • Dividendos de las empresas que poseen.

Depender sólo de 1 fuente de ingreso ES MUY ARRIESGADO.

¿Cuándo hacer eso de emprender e invertir? Pues en el tiempo libre que tengas. En vez de mirar la televisión o salir a tomar unas cañas, deberás dedicar ese tiempo a CONSTRUIR TU FUTURO.

A construir tu vida SEGÚN TUS REGLAS.

Cuando hablo de múltiples fuentes de ingreso, en mi caso éstas son las que estoy trabajando (o planeo trabajar en un futuro próximo):

  • Freelance en el mundo de la publicidad como redactor publicitario online (copywriter), especializado en campañas de marketing directo.
  • Emprender online en el nicho del desarrollo personal EN ESPAÑOL a través de mis activos digitales: mi blog, mi canal de youtube, mi lista de suscriptores por email y mis ebooks/audiolibros/videocursos.
  • Invertir en bolsa adquiriendo las mejores empresas pagando un precio inferior al valor de la acción con el objetivo de mantenerlas PARA SIEMPRE por el dividendo que pagan.
  • Invertir en inmuebles adquiriendo buenos activos pagando un precio inferior al valor del inmueble con el objetivo de mantenerlos PARA SIEMPRE por el alquiler que cobraré.

Para lograr el éxito en cada una de las anteriores “aventuras”, me aseguro de LEER A MENTORES que ya han logrado lo que yo busco.

Es así de sencillo. Lo complicado es que esto REQUIERE MUCHA DISCIPLINA.

Y, ay amigo, la disciplina es lo más complicado de adquirir.

Bueno, disciplina y el hecho de querer APORTAR VALOR al mercado. El hecho de pensar en que:

  • Como redactor publicitario online podré ayudar a mis clientes a vender más. Por supuesto, antes elegiré con qué clientes quiero trabajar. Es clave tener un criterio personal (por ejemplo. empresas con las que comparta valores y cuyos productos utilice personalmente o me gusten).
  • Como emprendedor online en el nicho del desarrollo personal podré SOLUCIONAR PROBLEMAS IMPORTANTES a la mayor cantidad de gente posible. Problemas que yo mismo, seguramente, tendré que resolver en mi propia vida. De ahí saldrá mi cercanía al escribir y mi honestidad al hablar de las cosas.
  • Como inversor en bolsa únicamente invertiré en LAS MEJORES EMPRESAS del mundo siempre que los valores de dicha empresa coincidan con los míos (y, por supuesto, el precio sea inferior al valor).
  • Como inversor en inmuebles ayudaré a resolver la mayor necesidad que tenemos todos, la vivienda, alquilando con precios razonables a personas que quieran vivir su vida bajo el techo de mis propiedades.

Espero haberte servido de guía con mi reflexión personal.

Si te recomiendo algo es que adquieras CUANTO ANTES mentalidad de emprendedor e inversor.

Piensa SIEMPRE en qué valor aportas y qué pides a cambio.

Por ejemplo, lo mejor si eres empleado sería pensar en cómo AYUDAR A VENDER MAS. Ayuda a tu empleador a adquirir mas clientes o a aumentar el valor de clientes actuales ofreciéndoles productos complementarios.

Eso sí, si lo piensas bien TU CLIENTE PRINCIPAL es tu empleador y tú eres el producto. Véndete bien aumentando TU VALOR en el mercado y dará igual para quien trabajes porque todos te querrán (y te pagarán más).

Por otro lado, sé lo que uno de mis mentores llama “un emprendedor GALLINA”.

¿Qué es eso? Si tu principal fuente de ingresos ahora es un empleo sigue con ello y saca tiempo para crear tu segunda fuente de ingresos.

Actúa así al menos hasta que tu negocio PUEDA SUSTITUIR los ingresos de su empleo.

Personalmente empezaría por tu propio negocio.

¿Qué negocio me parece el mejor? Sin duda el negocio de la información online porque:

  • No requiere stock.
  • Es escalable.
  • Es económico.
  • Lo puedes construir desde cualquier parte del mundo simplemente con un ordenador y una conexión a internet.

Al mismo tiempo que construiría mi negocio online, me enfocaría en:

  • Completar mi “fondo de emergencia”;
  • Completar mi “fondo de calidad de vida”;
  • Invertir mi dinero inteligentemente.
  • ¿Qué te parece? ¿A qué esperas?

    Pablo García-Lorente

 

 

Via: Desarrollo Personal

Déjanos un comentario