Cómo aliviar las picaduras de zancudo
Califica esta publicación

 

Si disfrutas las actividades en el verano y vives en un entorno caluroso y húmedo, entonces es casi seguro que por lo menos un zancudo te picará. Sigue estos consejos para reducir la hinchazón, librarte de las picaduras de zancudo tan rápido como sea posible y averiguar cómo evitarlos por completo.
1. Lava tu picadura con agua y jabón ni bien te des cuenta de que te ha picado un zancudo. Después del agua y jabón, frótate un poco de alcohol isopropílico sobre las picaduras de los zancudos, esto las secará y ayudará a que ceda la comezón.
2. Aplica loción de calamina o crema de hidrocortisona a la picadura. Ambos tratamientos pueden reducir la comezón. La loción de calamina es un antiprurítico con óxido de zinc y óxido férrico que se usa en todo el mundo para aliviar la comezón. La hidrocortisona OTC tiene pequeñas cantidades de esteroides. También se usa ampliamente.
3. Frota hamamelis o desodorante para axilas sobre la picadura. Con sus propiedades antipruríticas y antiinflamatorias, la hamamelis es una planta que usaban los indios americanos antes de que fuese comercializada como un astringente.

  • El desodorante contiene cloruro de aluminio, que es efectivo para detener el dolor y la hinchazón asociada con las picaduras de zancudo.
4. Remoja la picadura en agua y sales de Epsom. Las sales de Epsom están elaboradas con magnesio y sulfato, y ofrecen un remedio práctico para muchos problemas de salud además de relajar la mente. El magnesio ayuda a regular la actividad de numerosas enzimas, al igual que a elevar los niveles de serotonina en el cerebro. Hay muchas maneras de aliviar las picaduras de zancudo con sales de Epsom:

  • Toma un baño de sales de Epsom. Llena la tina con agua y sales de Epsom como indica el paquete. Sumérgete por entre 30 minutos y una hora.
  • Crea una compresa de sales de Epsom mezclando las suficientes sales con agua como para hacer una pasta ligera, aplícala a las picaduras de zancudo. Toma una toallita muy caliente (casi demasiado caliente al tacto) y cubre la herida firmemente durante 10 minutos. Repite de ser necesario.
5. Reduce la hinchazón. Para aliviar específicamente la inflamación, usa los siguientes trucos:

  • Llena una bolsa de plástico o bolsa de hielo con hielo machacado. Aplica el hielo a la picadura para reducir la comezón, el dolor y la inflamación.
  • Toma un antihistamínico oral o natural. Un antihistamínico ayudará a reducir la hinchazón y la comezón. Los antihistamínicos naturales incluyen:
    • Hoja de ortiga. Algunos médicos recomiendan tomar una preparación liofilizada de hojas de ortiga, que es conocida por su habilidad de reducir la cantidad de histamina que produce el cuerpo.
    • La hierba de fárfara puede ser efectiva como antihistamínico natural. Los europeos tienen una larga historia de usar la planta para curar problemas de la piel. Las hojas se pueden moler hasta formar una pasta o se puede tomar hierba de fárfara en forma de píldora.
    • La albahaca también puede funcionar como un antihistamínico natural. Calienta un par de hojas de albahaca sobre el vapor y aplica suavemente a las ronchas. La albahaca puede ayudar a convencer al cuerpo de que el agente externo causando las ronchas no es algo que deba combatir.

 

Vía: WikiHow

Déjanos un comentario