Acaba con el estreñimiento con estos 5 hábitos matinales
Califica esta publicación

Acabar con el estreñimiento puede parecer una tarea complicada, pero estos sencillos hábitos matinales te facilitarán la labor.

Si llevas más de 72 horas sin poder ir al baño con la normalidad de siempre, no dudes en poner en práctica los siguientes consejos naturales que tan buenos resultados pueden traernos.

El problema del estreñimiento es muy común en la mujer. Factores como el estrés, la alimentación incorrecta o incluso los cambios hormonales  determinan esta molesta condición que, en ocasiones, puede volverse crónica.

Es importante tener en cuenta que el no poder evacuar con normalidad a lo largo de varios días o semanas puede cursar con problemas más serios. Unos intestinos obstruidos y llenos de toxinas afectan a nuestra salud general.

No es cualquier cosa.

Por tanto, no dudes nunca en consultar con un buen profesional cuando tu estreñimiento sea más prolongado. En caso de que sea algo puntual, haz cambios en tu dieta y en tus hábitos de vida.

Antes de recurrir a la automedicación, vale la pena introducir estas 5 rutinas en tu día a día. Ahora bien, lejos de ser algo temporal para combatir el estreñimiento, debería ser algo habitual.

De este modo ganamos en salud y en bienestar general. Vale la pena ponerlas en práctica.

1. Agua tibia con un poco de jugo de limón para combatir el estreñimiento

Toma agua tibia con limón
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Durante 4 o 5 días por semana, tu cuerpo agradecerá empezar el día con un vaso de agua tibia con limón. Los beneficios que obtenemos con este simple gesto es algo que debemos tener muy en cuenta:

  • El agua tibia –nunca caliente– estimula el tránsito intestinal.
  • Ayuda a eliminar las toxinas almacenadas en el colon.
  • El agua tibia con limón actúa casi como un enema, ya que disuelve la materia fecal para que podamos eliminarla con más rapidez.
  • Los ácidos del limón limpian los intestinos y movilizan el tránsito intestinal.
  • Este remedio natural mejorará tus digestiones y aliviará el malestar relacionado con el estreñimiento.

2. Una cucharada de aceite de oliva con unas gotitas de limón

Entre dos o tres días por semana (los días en que no te tomes el vaso de agua tibia con limón) puedes optar por algo más sencillo. Esta cucharada de aceite de oliva con un poco de jugo de limón es uno de los mejores remedios para el estreñimiento.

  • El aceite de oliva virgen extra actúa como un maravilloso laxante natural.
  • Combinado con unas gotitas de limón se convierte en un gran desintoxicante.
  • Es importante que consumamos esta cucharada de aceite de oliva por las mañanas en ayunas y con el estómago vacío.

Basta con combinar una cucharada de aceite de oliva virgen extra (16 g) con una cucharadita de jugo de limón (5 ml).

Algo tan sencillo nos trae resultados maravillosos.

3. Sal a caminar durante 20 minutos

Caminar
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Si tienes tiempo y tu horario te lo permite, es recomendable que salgas a caminar durante 20 minutos a primera hora de la mañana.

  • Además de aprovechar el mejor momento del día, logramos poner en marcha el metabolismo de nuestro cuerpo.
  • El movimiento aeróbico, además de cuidar de nuestro corazón, activa los intestinos y su movilidad. Todo ello revierte de forma muy beneficiosa en nuestra salud general.
  • Ahora bien, no notarás los efectos en el mismo día. Será, posiblemente, al cabo de dos o tres días cuando tu organismo volverá a ser regular y evitarás así el estreñimiento.

Haz del hábito de caminar a primera hora del día una costumbre. Ganarás en salud física y mental.

4. Batido de papaya, banana y linaza para el estreñimiento

Cómo preparar este batido de papaya y avena
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Ingredientes

  • 1 taza de papaya (200 g)
  • 1 banana madura
  • 2 cucharadas de linaza en polvo (20 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Puedes prepararte este batido delicioso entre dos o tres veces por semana. Te ayudará a regular el tránsito intestinal y además, te aportará una gran energía para empezar el día.
  • Lo primero que haremos es obtener esa taza de papaya. La cortamos a trocitos y la llevamos a la batidora.
  • A continuación, hacemos lo mismo con la banana: la pelamos y la cortamos en tres partes para facilitar el licuado.
  • Ya en la batidora, solo te falta añadir el vaso de agua, las dos cucharadas de linaza en polvo y la miel.
  • Bate bien durante unos segundos y sírvete.

Toma este batido en tu desayuno y verás como, poco a poco, acudes al baño más tranquila y ganas en bienestar.

5. Mantén unas mismas rutinas y acude al baño a la misma hora

Puede que a mucha gente le parezca una tontería, pero nuestro cuerpo necesita rutinas. Tanto es así que algo tan simple como acudir al baño media hora después de haber desayunado puede hacer “milagros”.

  • Es posible que el primer y segundo día tu intestino no te obedezca, pero los días siguientes nuestro cuerpo ya se habrá regulado.
  • Si hemos tomado agua caliente, un buen desayuno rico en fibra y, además, hemos caminado, poco a poco el estreñimiento se irá desvaneciendo por sí mismo.
  • Ahora bien, sabemos que mantener unas mismas rutinas no siempre es fácil. El trabajo, las prisas, los niños… Todas estas obligaciones hacen que, a veces, no tengamos tiempo ni intimidad para ir al baño y dedicarnos un poco más de tiempo.

No obstante, recuerda: un cuerpo regular necesita hábitos sanos, menos estrés y buena alimentación. Es cuestión de ir haciendo pequeños cambios y de priorizarnos un poco más.

El esfuerzo vale la pena.

 

 

Vía: Mejor con Salud

Déjanos un comentario