9 errores garrafales en el CV que se cometen al buscar empleo
Califica esta publicación

Alumbrar un buen currículum que llame la atención y que destaque entre la multitud es una labor sumamente compleja que cuesta a algunos (casi literalmente) sangre, sudor y lágrimas.

En un currículum tiene una importancia monumental no sólo lo que vamos a poner y cómo lo vamos a poner sino también el proceso de revisión (ineludible si queremos evitar gazapos) y también, cómo no, el diseño.

Hay muchas maneras de meter la pata redactando un CV, pero estas que desgrana a continuación StandOutCV en la siguiente infografía son quizás las más morrocotudas (y graves):

1. Las direcciones de correo electrónico poco profesionales.Agénciese una dirección de email dedicada exclusivamente a la búsqueda de empleo si es necesario.

2. Los clichés vacíos de sentido. En lugar de jactarnos de ser grandes trabajadores en equipo (algo que, por otro lado, todo el mundo hace), debemos esforzamos en mostrar ejemplos que acrediten que somos de verdad buenos trabajadores en equipo.

3. Los gráficos que muestran nuestro grado de pericia en determinadas habilidades. Estos gráficos son visualmente muy atractivos, pero también bastante vagos. Si indicamos en nuestro currículum que tenemos conocimiento de HTML, conviene que especifiquemos cuánto tiempo llevamos trabajando con este lenguaje.

4. Las fotografías. No caiga en el error de poner una foto poco profesional en su currículum.

5. Los currículos excesivamente largos. Procure que su currículum vitae no ocupe más de 2 páginas.

6. Los huecos (huérfanos de explicaciones plausibles) en el currículum. Si hay huecos en su CV, rellénelos incluyendo actividades como los viajes, las actividades de voluntariado y los proyectos personales.

7. Los errores ortográficos y gramaticales. Revise un mínimo de 3 veces su currículum y, si puede, pídale a un amigo que le eche también un vistazo.

8. Las fuentes tipográficas excesivamente elaboradas. Puede que estas fuentes resulten llamativas, pero si dificultan la lectura del CV, huya de ellas como de la peste.

9. Los grandes bloques de texto. Utilice guiones y “bullet points” y divida su currículum en secciones con títulos claramente diferenciados.

 

 

Vía: Marketing Directo

Déjanos un comentario