5 simples pasos para mejorar tu toma de decisiones al máximo
Califica esta publicación

Nuestra calidad de vida está determinada en gran medida por la calidad de las decisiones que tomemos.

Así que, si contamos con una herramienta para tomar mejores decisiones: Evidentemente nuestra vida va a mejorar.

Y por eso, esta vez quiero compartirte 5 tips que te van a permitir mejorar tu toma de decisiones al máximo.

Tip #1: Toma Las Decisiones Más Rápido

De hecho, hay una recomendación que dice que toda decisión importante en la vida, no debería tomarte más de 60 segundos en ser tomada.

Es decir, primero debemos reunir toda la información necesaria para poder tomar esa decisión.

Pero en el momento que tengamos que escoger uno u otro camino, vamos a demorarnos menos de 1 minuto en hacerlo.

Una cosa es que tú pienses y pienses si es por “este lado“, o si es “por este otro“; o si vas a hacer “esto” o mejor “lo otro“.

Otra cosa es que tú primero recolectes toda la información posible; y cuando sea momento de decidir, simplemente escojas y listo.

Está demostrado que mientras más te demores en tomar una decisión, posteriormente es más probable que independientemente de la decisión que tomes más remordimiento tengas y más pienses en que quizás la mejor opción hubiera sido la alternativa.

Tip #2: Ten Presente Que Toda Decisión Tiene Un Costo En El Largo Plazo

Hay cosas que parecen sencillas… Hay decisiones que parecen simples, que no parecen tener tanto efecto o impacto en nuestra vida.

Sin embargo, toda decisión en el largo plazo, tiene un impacto.

Por ejemplo, hablemos de alguien que va a comprar un carro.

A la persona le ofrecen la posibilidad de añadir algunos accesorios: Rines de lujo, radio con pantalla táctil, cámara de reversa, cojinería de cuero, etc.

La verdad es que estos accesorios van a costar un poquito más…

Supongamos que el carro cuesta $20.000 dólares, y asumamos que sean unos $5.000 dólares que la persona invierta o “gaste” en accesorios.

Resulta que más adelante, cuando esa persona vaya a vender el carro (suponiendo que piensa hacerlo), ese costo no lo va a ver remunerado de ninguna manera.

Y si la persona hace un crédito para pagar el carro, esos $5.000 dólares se le pueden convertir en $10.000 dólares por los intereses.

(O incluso más dependiendo de las tasas bancarias de su país).

Así que esa no es una decisión pequeña que deba tomarse a la ligera.

Entonces, así como en este ejemplo, hay muchos casos en la vida de cosas que parecen simples…

Las cuales pasamos por alto y no pensamos lo suficiente, para luego ver que nos impactan en la vida.

Pensar más conscientemente respecto a eso, te hace tomar mejores decisiones.

Tip #3: Ten Claridad Mental A La Hora De Tomar Una Decisión

Se ha comprobado que nuestro cerebro funciona como un músculo; y si está agotado o cansado, no va a producir los mismos resultados.

Si debes tomar una decisión importante y ya pasaste todo un día de trabajo, de esfuerzo, de responsabilidades, de frustracción…

Seguramente no vas a estar en tu estado más óptimo para decidir.

Es mejor que dejes las cosas así como están, te acuestes a dormir, descanses; y al día siguiente la primera cosa que hagas, sea pensar en eso.

Porque en ese momento: Tu mente, tu cerebro y todo tu cuerpo ya se hubo reiniciado y a podido descansar para encontrarse con total claridad mental.

Tip #4: Reduce Tus Opciones

Hay un efecto conocido en psicología que se llama “parálisis por análisis“.

Mientras más opciones y alternativas tengas, menos es probable que decidas tomar alguna de ellas.

Piensa en un supermercado.

Tú ves una cantidad increíble de cosas: Unas 50 o 60 marcas, tipos y variantes de un producto. Es muy difícil que tú decidas rápidamente cuál quieres.

Porque no vas a saber cuál tiene el mejor sabor, el mejor tamaño, la mejor presentación, la mejor marca, la mejor calidad, etc…

Tu cerebro se enloquece y no sabe literalmente qué decidir.

Entonces cuando tú vas a tomar una decisión importante, o incluso una decisión pequeña (que ya vimos que tiene su impacto):

Lo ideal es que no cuentes con muchísimas opciones, de manera que no postergues en la toma de la decisión, sino que la tomes cuanto antes.

Tip #5: Analiza Tu Toma De Decisiones Del Pasado

Sobre todo, analízalo en diferentes áreas de tu vida.

  • Cómo te ha ido en el amor
  • Qué tal has sido en los negocios
  • Cómo te has desempeñado en las relaciones personales con familiares
  • Si has tenido hobbies, o has llevado a cabo las cosas que te gustan
  • Qué tanto te estás dedicando a tus pasiones
  • etc…

Todo esto te ayuda a saber cómo ha sido tu toma de decisiones y si ha mejorado o ha empeorado con el tiempo.

Normalmente ni le prestamos atención a esto y simplemente pasamos nuestra vida tomando decisiones diariamente, sin siquiera preocuparnos por mejorar esta habilidad.

Y no podremos mejorarla, ni saber si está mejor o no; si ni siquiera analizamos de qué manera estuvo en el pasado.

Entonces es bueno que empieces a hacer una especie de reflexión sencilla:

  • ¿Cómo fue que tomaste esas decisiones en el pasado?
  • ¿En qué momento lo hiciste?
  • ¿Estabas, por ejemplo, saturado de información?
  • ¿Qué hora era?

Y cualquier cantidad de preguntas que te lleven a decir: “Uhmm, de pronto lo que pasó en ese caso fue que -esto- o fue que -lo otro-

Y así puedes deducir cosas importante y valiosas que posteriormente te van a servir para mejorar esta habilidad.

 

 

Vía: Sebascelis

Déjanos un comentario