5 ingredientes que debes evitar en tu pasta de dientes
Califica esta publicación

¿Alguna vez te has preguntado que contiene tu pasta de dientes? ¿Podría tener efectos nocivos para la salud? ¿Deberías preocuparte por los químicos asociados? Pues no es muy común escuchar que la pasta sea nociva o tenga efectos que alteren el organismo.

Justo los compuestos químicos que ayudan a blanquear tus dientes y tener una dentadura saludable pueden causar cierto daño. Por eso, debes evitar aquellas que tienen ciertos productos que al final no son  saludables o recomendables. Revisa en la etiqueta de tu pasta y asegúrate de que no contiene:

1. Lauril sulfato de sodio (SLS)

El SLS es comúnmente usado en los productos de higiene personal. Este ingrediente es el que permite que se forme la espuma característica de la pasta dental.

Entonces, ¿qué tiene de malo? Se sabe que proviene de los cocos y que se contamina durante el proceso de fabricación con químicos que han sido asociados con:

  • El cáncer
  • La irritación en la piel
  • Los trastornos endocrinos

Estos daños se presentan cuando el lauril sulfato de sodio está presente en concentraciones de 2% o superiores. Lo más recomendable es que tu pasta dental tenga concentración del 1% o menos.

espima pasta de dientes
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Algunos estudios demuestran que este compuesto puede generar llagas o úlceras en la boca, lo más recomendable es que busques concentraciones inferiores del 2% o que no lo contengan.

Para ello, hay un compuesto que también es derivado del coco, llamado sulfato sódico, que es menos irritante que el SLS.

2. Dióxido de titanio

El dióxido de titanio es un pigmento blanco que se ha vuelto muy común por sus propiedades de dispersión y su supuesta no toxicidad. Suele usarse en las pinturas, en el plástico o los aparatos electrónicos.

Seguramente te estarás preguntando para qué se usa en la pasta de dientes. Bueno,este compuesto le brinda un color blanco a cada pieza dental por un breve periodo de tiempo.

A primera vista, esto no suena muy tóxico pero la exposición prolongada a este elemento puede causar ligeros cambios en los pulmones.

Además, el dióxido de titanio puede tener un efecto tóxico sobre las células en el cerebro. Esto puede ocasionar lesiones cerebrales y ser un peligro para la salud.

3. El mentol

El mentol es un compuesto orgánico que proviene de las plantas de menta. Se podría suponer que este origen natural lo hace completamente sano y seguro. No solo ofrece una sensación de aliento fresco, sino que las pastas de dientes tendrán un sabor aceptable.

La mala noticia es que este compuesto provoca un efecto de enfriamiento cuando se inhala. Este es el motivo por el cual la mayoría de pastas dentales y enjuagues bucales traen una leyenda de “No consumir este producto”.

4. Formaldehído

También conocido como formol, este no necesariamente es un compuesto de la pasta de dientes, sino que se emplea para desinfectar algunos ingredientes de la misma y que esta sea apta para el uso.

Es importante señalar que su ingestión puede ser muy perjudicial. No se puede utilizar solo, y mucho menos para el cepillado dental.

Entre sus posibles efectos secundarios encontramos:

  • Ictericia
  • Daño renal
  • Daño hepático
  • En los casos más graves, incluso la muerte

También podemos presentar trastornos menos graves, como lo son:

  • Ojos llorosos
  • Náuseas
  • Ataques de tos
  • Opresión en el pecho
  • Sarpullidos

Por todo lo indicado, este compuesto se utiliza en cantidades muy pequeñas, solo para eliminar las bacterias de los dientes.

5. Glicerol

Esta sustancia se encuentra en el anticongelante de los autos  y se utiliza como compuesto para evitar que la pasta se seque. Si no fuera por el glicerol, la pasta sería más rasposa.

Aunque no pueda parecer tóxica, si se ingiere puede ocasionar:

  • Náuseas
  • Problemas hepáticos y renales
  • Reacciones alérgicas
  • Falta de aliento
  • Entumecimiento o hinchazón de la lengua, labios o rostro

Alternativas

alternativas a la pasta de dientes
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Sin duda, hay muchos componentes que no sabías que utilizas o que están normalmente en la pasta de dientes. Ahora que los conoces, quizás quieras evitarlos.

Entre las posibles alternativas, podemos buscar sustitutos naturales:

  • Cepillarte en seco
  • Cepillarte con bicarbonato de sodio
  • Cepillado solo con agua, (no te dejará un aliento fresco, pero si removerá toda la placa bacteriana)
  • Usar aceite de coco

 

 

Vía: Mejor con Salud

Déjanos un comentario