Nutritivas, sanas y sencillas de hacer: 5 ideas rápidas para la cena de los niños
Califica esta publicación

La cena de los niños no hay que resolverla de cualquier manera. Al ser una comida más frugal que la del mediodía podemos estar tentados de tirar de remedios rápidos y comida elaborada. Pero no. La cena debe estar compuesta por ingredientes digestivos y livianos, y ser poco calórica. A los más pequeños de la casa les podemos hacer una cena sana, nutritiva y rápida; no es tan complicado.

Estas cinco recetas son cinco buenas pistas.

 Sandwich de atún con queso gratinado

 El queso fundido nos gusta a todos, también a los niños. En este caso proponemos utilizar el italiano provolone (que ya está en muchos supermercados), pero nos puede valer cualquier queso que funda bien. Mezclamos mayonesa con zumo de limón, atún y pimienta. Lo removemos bien y lo repartimos por las rebanadas de pan. Después ponemos algo de tomate en rodajas y el queso provolone. Y a gratinar.

Croquetas de pescado

 Queremos que coman pescado y no siempre es fácil. Unas croquetas son una estupenda forma de conseguirlo. Camuflamos el pescado en la croqueta y de paso utilizamos las sobras de la comida del día. Logramos que coman pescado y de paso que vean que la comida no se tira… se reutiliza siempre que se pueda. Hacemos la bechamel; le incorporamos el pescado desmigado. Cuando la masa se asiente, damos forma a las croquetas; las pasamos por harina, huevo y pan rallado (con o sin perejil); y luego a freir.

Tacos mexicanos o casi

No vamos a hacer unos tacos ortodoxos. Los elaboraremos con lo que tengamos a mano. Lo importante es tener tortitas mexicanas (de trigo o maiz) o pan de pita. Lo de rellenar cada uno su tortita es lo fundamental: los pequeños de la casa se lo van a pasar bien. Así que salteamos las verduras, algo de carne (mejor si es pollo, que es la cena) y algún condimento que le ponga el punto.

Espinacas a la crema

 Frescas o congeladas, las hervimos durante unos 10 minutos o menos (los nuevos cocineros nos han enseñado a no recocer las verduras, por sabor y por respeto a sus propiedades). Las escurrimos, las troceamos y las reservamos. En una sartén derretimos mantequilla y añadimos harina hasta hacer una pasta. Removiendo siempre, vamos añadiendo leche: no queremos grumos. La bechamel va con el gusto de cada uno, pero no interesa que sea muy espesa: vamos a hacer una crema no croquetas. Añadimos las espinacas. Salpimentamos y a comer… o no. Si tenemos tiempo, ponemos queso por encima y cinco minutos al horno (a unos 200 grados). Gratinadas aún están mejor.

Tortilla francesa con atún

 Nada más fácil, es verdad, pero sigue funcionando. Puede que estemos tentados de poner trozos de chorizo o salchicha, pero… mejor no. Son las diez de la noche, tal vez menos, y se trata de hacer una comida nutritiva pero ligera. El atún es la mejor opción Además, conseguimos (de nuevo) que coman pescado. Si hay “riesgo de rechazo”, prueba con jamón cocido.

Con información de: https://www.20minutos.es/noticia/3255288/0/ideas-rapidas-cenas-ninos/

Déjanos un comentario