10 Buenos hábitos fáciles de implementar en tu vida
Califica esta publicación

Nuestros hábitos

Ellos crean nuestros resultados, buenos o malos.

A veces crear buenos hábitos es difícil.

Un día se hace algo positivo para nuestra vida o nuestra salud… Pero seguir haciendo constantemente eso mismo, y volverlo parte de nosotros, es algo complicado.

Es por eso que hoy quiero compartirte 10 buenos hábitos que son muy fáciles de implementar.

La mayoría de estos hábitos que te voy a mencionar se ha comprobado que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas.

Hábito 1. Reír Más De Seguido

Por lo regular lo logramos estando con otras personas: Amigos o familiares chistosos que nos digan cosas graciosas.

Pero si en tu caso esto no aplica, porque no eres tan sociable o prefieres más estar contigo mismo; entonces puedes aprovechar por ejemplo películas de humor, o incluso videos de risa.

Si le dedicas unos pocos minutos al día a reír, se ha comprobado que puedes dormir mejor, tener menos niveles de estrés, ser menos irritable, entre otras cosas muy positivas.

Y por supuesto, es un hábito muy sencillo de establecer.

Hábito 2. Aprende Algo Nuevo Cada Día

Nuestro cerebro es como un músculo que tenemos que entrenar todo el tiempo; y cuando dejamos de hacerlo, se va poniendo lento y va respondiendo menos eficientemente ante las cosas.

Incluso está en menores condiciones para respondes bien ante los problemas y las situaciones que requieren toda nuestra atención en la vida.

Así que aprender algo nuevo, todo el tiempo estimula a nuestra mente y empieza a ejercitar ese músculo.

Puedes hacerlo a través de videos cortos, de leer un libro de curiosidades, o de cualquier cosa… No tiene que ser una lección diaria gigantesca, ni nada por el estilo.

Es sólo que adquieras el hábito de que todos los días te acuestes en la noche, sabiendo algo que el día anterior no sabías.

Hábito 3. Toma Una Siesta De 20 A 45 Minutos Máximo

Si es de menos tiempo, no producirá efecto alguno (eso ha sido estudiado en muchas personas).

Y si es de más de 45 minutos, ya estás pasándote del ciclo de sueño recomendado; entonces ya en vez de ser un sueño reparador, algo que te brinde claridad mental y te deje como descansado…

…Va a terminar dándote más sueño después de que te despiertes.

Los horarios ideales de la gran mayoría de las personas para habituarse a tomar una siesta de esta duración, es entre la 1:30 de la tarde y las 2:30 de la tarde.

Hábito 4. Levántate Todos Los Días A La Hora Que Dices Que Vas A Levantarte

Si por ejemplo dices: “Voy a levantarme a las 9“, o “Voy a levantarme a las 7“… Que sea a esa hora y no 5 o 10 minutos después.

Pues, resulta que este es tu primer compromiso o tu primera promesa mental del día.

Tú dices “voy a hacer algo“; si no lo logras, tu mente entra en una espiral que se va haciendo cada vez más y más grande de fracaso.

Aunque no lo creas, este es un pequeño fracaso que tu mente empieza a considerar dentro de sus patrones de pensamiento.

Entonces, si tú estableces este simple hábito, inmediatamente estableces una inercia positivapara el resto del día.

Hábito 5. Fija 1 Día De La Semana Completo Solamente Para Descanso

Preferiblemente que en ese día no estés conectado ni a redes sociales, ni nadie te pueda llamar, ni nada…

…Claro, teniendo en cuenta uno que otro mecanismo de seguridad en caso de alguna emergencia, pero que estés prácticamente desconectado.

Puedes hacerlo un domingo o un sábado.

Esta costumbre tiene muchos beneficios, ha sido comprobada y además te brinda mucha claridad mental para la semana que inicia posterior a ese día.

La idea es que te olvides por completo del trabajo, de las responsabilidades, de las obligaciones y de todos esos quehaceres cotidianos.

Hábito 6. Dedica 1 Hora Diaria A Enfoque Máximo

¿A qué me refiero con “enfoque máximo”?

Por ejemplo si tú vas a llevar a cabo una tarea, o cualquier trabajo, o una actividad (incluso en el día de descanso) sin importar lo que sea:

Que le dediques el 100% de tu atención y que no haya ninguna interrupción, ni ninguna distracción.

Este hábito lo que va a lograr en ti es que luego cuando tú quieras dirigir tu atención, vas a estar acostumbrado a hacer eso y tu mente ya sabrá cómo hacer eso.

Entonces, cada que necesites enfocarte en algo, ya tienes ese tipo de memoria muscular que te va a permitir lograrlo.

Hábito 7. Revisa Tus Objetivos En La Noche

Verifica si lograste los objetivos del día o no (el que acaba de terminar), y plantéate los del día siguiente.

Hay personas que se esperan hasta la mañana para plantearse los objetivos del día…

…Pero lo que pasa es que se levantan sin claridad respecto a qué van a hacer, cómo van a hacerlo y qué quieren lograr.

Entonces, en la mañana esto puede ser un causante grande de que empiecen a postergar y a dejar de lado lo que tienen que hacer por ni siquiera saber qué es eso que tienen que hacer.

Si desarrollas este hábito de éxito en la noche, lo más seguro es que no te tome más de unos 10 o 15 minutos tanto revisar lo del día anterior y como planear lo del día siguiente:

Pero te va a proveer grandísimos beneficios.

Hábito 8. Mantén Tu Motivación

Ya sea a través de un grupo de personas que todo el tiempo te apoyen, te inspiren y te motiven…

…O a través de por ejemplo alguna red social como Instagram, en donde veas frases e imágenes motivadoras que todo el tiempo te estén recordando tus metas, tus objetivos y tus sueños.

Si tú mantienes un seguimiento en eso, lo más seguro es que no desfallezcas en el camino.

Hábito 9. Simplifica Y Automatiza Todo Lo Que Más Puedas

Todos los días tenemos que llevar a cabo tareas que no están relacionadas directamente con nuestras metas o sueños, sino con nuestro aseo y bienestar.

Cosas como lavar los platos, preparar la comida, asear la casa, etc.

Si por ahora no puedes delegar a alguien más esas tareas, que igual deben hacerse, entonces lo mejor es que las automatices completamente.

Buscar maneras de hacerlas más eficiente y rápidamente, sin que te consuman tanto tiempo y estén en su óptima calidad, y sin que te consuman “ancho de banda” mental para las cosas más importantes.

Hábito 10. Dí “No” Más De Seguido

Aprende a decirle “no” a aquellas responsabilidades o exigencias de algunas personas que sencillamente no tengan sentido para ti.

Practica ser asertivo y comunicarte con firmeza para aquellas cosas que sencillamente no quieras en tu vida y de las cuales otros esperen de ti una respuesta positiva.

A veces que le decimos que si a las personas, a lo que nos exigen, a lo que nos piden; sencillamente por temor a cómo van a reaccionar, a qué van a pensar o a qué van a decir.

Pero cuando nosotros somos firmes, evidentemente no sólo les comunicamos claramente nuestra manera de ser, y las cosas que estamos dispuestos a aceptar…

…Sino que también liberamos tiempo para las cosas que realmente son importantes y valiosas para nosotros.

Déjanos un comentario