Violoncelista venezolano sorprende en la MSM Symphony Orchestra
Califica esta publicación

La carrera del violoncelista venezolano Miguel Ángel Cegarra de 18 años de edad, parece no tener límites. El joven prodigio ya es uno de principales exponentes del instrumento en el mundo que ha dado El Sistema Nacional de Orquestas y que sin duda ya forma parte de las páginas de la historia dorada musical venezolana, incluyendo algunos records.

Hace poco volvió a hacer historia al unirse a la MSM Symphony Orchestra en un concierto en el que ingresó como primero de fila, superando a todos los violoncelistas de la orquesta que tenían más tiempo que él en la agrupación y que además lo superaban en edad y en experiencia. Fue el renombrado director Leonard Slatkin quien decidió colocarlo como principal en una presentación celebrada en la ciudad de Nueva York, específicamente en la Riverside Church.

Tanto en los ensayos que fueron abiertos al público, como en el concierto, el venezolano llamó la atención, acaparando las miradas tanto de jóvenes estudiantes, como de profesores de música y del público en general.

Manhattan School of Music

En 2015, con tan solo 16 años de edad, presentó la audición en la Manhattan School of Music junto a otros tres mil participantes, siendo escogido por un exigente jurado. Fue tan impresionante su actuación para ingresar a dicha escuela, que sus directivos le otorgaron el Premio del Presidente.

Pese al tiempo que ya lleva fuera de Venezuela, estudiando primero en París y ahora en Nueva York, este virtuoso del violoncelo no olvida sus raíces y añora el país que lo vio nacer, así como la institución que le dio sus primeros estudios musicales: “

Mi gran ilusión es volver a mí país y dar el mejor concierto posible para transmitir a través de la música y de mi interpretación que si hay futuro y esperanza, porque para mí los tiempos mejores están por venir”.

Con información de: Globovision http://globovision.com/article/miguel-cegarra-un-joven-violoncelista-venezolano-que-rompe-esquemas

Déjanos un comentario