Cosas que no sabías sobre el origen del champú
Califica esta publicación

El champú o shampoo es uno de esos productos de nuestra vida cotidiana, que llegaron para quedarse e imaginar la vida sin ellos es prácticamente imposible, pero como todo, no siempre existió.

¿Cuál es la historia de este útil producto de higiene personal?, ¿A quién se le ocurrió?, ¿Cómo era en sus inicios? Para aclarar estas interrogantes te traemos la historia del Champú:

• La palabra champú deriva del inglés shampoo, palabra que data de 1762, y significaba originalmente “masajear”. Esta palabra es un préstamo del Anglo-Indio shampoo, y esta a su vez del Hindi champo, imperativo de champna, “presionar, amasar los músculos, masajear”.

• El término y el servicio fueron introducidos en Gran Bretaña por Sake Dean Mahomed, migrante de India, que abrió unos baños de “shampoo” conocidos como Mahomed’s Indian Vapour Baths (Baños Indios de Vapor de Mahoma) en Brighton en 1759.

• Estos baños eran similares a los baños turcos, pero los clientes recibían un tratamiento indio de champi (masaje terapéutico). Sus servicios eran muy apreciados, y Mahomed recibió el alto honor de ser nombrado “Cirujano de champú” para los reyes Jorge IV y Guillermo IV.

• En los primeros tiempos del shampoo, los peluqueros ingleses hervían jabón en agua y añadían hierbas aromáticas para dar brillo y fragancia al pelo.

• Kasey Hebert fue el primer fabricante conocido de champú, y su origen aún se le atribuye a él. Hebert vendió su primer champú, con el nombre de “Shaempoo” en las calles de Londres.

• Originalmente, el jabón y el champú eran productos muy similares; ambos contenían surfactantes, un tipo de detergente.

• El champú moderno, tal como se lo conoce en la actualidad, fue introducido por primera vez en la década de 1930 con “Drene”, el primer champú sintético (no jabonoso).

• Desde el pasado hasta la actualidad, los hindúes han usado diferentes fórmulas de champús, usando hierbas como neem, shikakai o nuezjabón, henna, bael, brahmi, fenogreco, aloe, suero de mantequilla, amla y almendra en combinación con algunos componentes aromáticos como madera de sándalo, jasmín, turmeric, rosa y almizcle.

 

 

Vía: Culturizando

Déjanos un comentario