7 pasos para tener fortaleza emocional cuando todo va mal
Califica esta publicación

Tener fortaleza emocional es una de las cualidades más importantes que debe tener cualquier persona que quiere ser algo en la vida. Y es una característica mucho más fácil de conseguir que cualquier otra.

Yo, por ejemplo, puedo entrenar muy duro cada día durante varias horas, y convertirme en una gran atleta. Pero lo más probable será que nunca pueda ganar a un corredor olímpico en una carrera.

Sin embargo, la fortaleza mental es algo que puede ser aprendido y cultivado, forjado a través de la práctica día a día.

Ser fuerte por dentro es lo que te permitirá llegar al éxito, enfrentarte a tus peores temores y superarlos, y afrontar problemas para seguir adelante en tu camino.

Por eso aquí abajo quiero compartirte los 7 pasos con los que yo he desarrollado mi fortaleza emocionala lo largo de los años y que tú puedes empezar a practicar hoy mismo.

 

7 pasos para crear fortaleza emocional en tus peores momentos

 

1. Siempre hay un lado positivo. Encuéntralo.

Imagina que tienes un emprendimiento desde hace 6 meses en el que has invertido todo tu dinero, tu tiempo y tu esfuerzo para hacerlo funcionar. Pero por desgracia no está funcionando como esperabas.

Tus productos no se están vendiendo tan bien como creías.

Así que tienes dos opciones: culpar a tus clientes de que no compren y enfadarte porque tu negocio no funciona bien, o buscar el lado positivo usándolo como una oportunidad de ver qué no les gusta a tus compradores y mejorarlo.

Con este ejemplo lo que quiero decirte es que no hay nada 100% bueno, ni nada 100% malo: depende de la percepción con lo que lo mires.

Por ello, trata de sacar siempre lo mejor de cada situación, aunque creas que es algo que no tiene arreglo.

 

 

2. Lee libros. Muchos libros

Qué mejor para aumentar tu fortaleza emocional que leer las experiencias de personas mentalmente fuertes.

Si de verdad quieres saber cómo enfrentarte a tus problemas, salir de ellos, y llegar hasta la cima del éxito, las mejores lecciones las encontrarás en un buen libro.

Por ejemplo, si quieres crear tu propio negocio, lee libros sobre emprendimiento que te ayuden a conseguirlo paso a paso.

Aquí te dejo una lista con mis obras favoritas que te recomiendo les eches un vistazo:

  • Las 15 leyes indispensables del crecimiento, de John C. Maxwell
  • La actitud mental positiva, de Napoleon Hill
  • Tus zonas erróneas, de Wayne Dyer
  • Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, de Stephen R. Covey

 

 

3. Mira el fracaso como un requisito para el éxito

Tenemos tanto miedo a cometer errores que un fracaso lo vemos como algo que no tiene ninguna solución.

Pero de lo que no nos damos cuenta es de que fracasar es simplemente una oportunidad de aprender a hacerlo mejor la próxima vez.

Nadie es perfecto, todos cometemos errores, y te equivocarás en muchas cosas antes de morir. Yo lo haré, tu familia y amigos lo harán, y tú también lo harás.

Ser fuerte emocionalmente significa ver el fracaso no como el final, sino como una piedra en tu camino hacia el éxito.

Cuando falles, aprende la lección y sigue adelante.

 

 

4. Vive más en el presente

La mayoría de personas pasan sus vidas o bien obsesionándose con el pasado, o preocupándose demasiado del futuro.

Estar en este estado mental puede llegar a ser peligroso porque raramente estarás satisfecho con lo que has conseguido o lo que tienes ahora.

Y lo que es peor: no disfrutarás del momento presente y te perderás todas las cosas maravillosas que hay a tu alrededor.

Si de verdad quieres tener una buena fortaleza emocional, aprende a vivir en el aquí y el ahora, y no te angusties con lo que podría pasar o con qué hiciste mal antes.

 

 

5. Sé un adulto y toma responsabilidades

Las personas verdaderamente fuertes son aquellas que se hacen responsables de lo que les ocurre en su vida. No culpan a la sociedad, a la economía, a su situación o a otras personas por estar así.

Si quieren cambiar sus vidas, toman acción y dan el paso para hacerlo.

No se quedan sentadas poniendo excusas baratas y llorando por lo que les ha dado el destino.

Haz tú lo mismo y trabaja para ver cómo lo podrías hacer mejor, aprende de ello, y toma mejores decisiones en el futuro.

Hasta que no aprendas a aceptar la responsabilidad total de tu vida, no puedes esperar desarrollar todo el potencial de tu mente.

 

 

6. Controla tu mente o ella te controlará a ti

La fortaleza emocional reside en dos opciones básicas: o controlar tu mente, o dejar que ella te controle a ti.

Si no controlamos nuestras mentes, estamos dejando que cualquier “programa” (actitudes, miedos, debilidades) que haya sido antes instalado nos maneje.

Por eso es importante saber gestionar tus pensamientos, para así poder reprogramar tu cerebro y hacerlo más fuerte.

 

 

7. Escribe un diario

Escribir en un diario es una gran manera de tener ordenadas nuestras ideas y nuestros pensamientos.

Pero además, reflejar en él tanto lo bueno como lo malo que nos sucede puede ayudarnos mucho en un futuro.

Si dejas plasmado qué problemas has tenido, y cómo los has superado, cuando tengas que enfrentarte a un nuevo reto podrás leer tus experiencias pasadas y darte cuenta de que eres capaz de vencer cualquier cosa.

Así podrás extraer maravillosas lecciones que te serán muy útiles cuando otros tiempos difíciles lleguen a tu vida.

 

 

 

Vía: Gananci

Déjanos un comentario