Un fantasma lo salvó de una muerte atroz

El pasado lunes, cuando Harold Enrique Sequeda, iba llegando a su casa, en el barrio La Candelaria, de Cartagena, se vio en medio de una pelea de pandillas. Recibió una pedrada, dos machetazos y un disparo en l...