Zonas erógenas que aún no han sido exploradas en pareja
Califica esta publicación

El cuero cabelludo, el cerebro, la unión de los dedos de los pies, la columna y otras partes del cuerpo que contienen un ramillete de terminaciones nerviosas pero que a la hora de tener relaciones sexuales no son exploradas.

¿por qué las parejas en siglo XXI no se han atrevido a explorar otras partes del cuerpo que pueden ser igual o mucho más excitantes.?

Flavia Dos Santos es psicóloga y sexóloga clínica del  Instituto Sessuologia Clinica Di Roma/Italia, conferencista y  autora de los libros ‘Sexo sin misterio’ y ‘¿Qué hago con el sexo?’ Comenta que durante mucho tiempo la sexualidad se focalizó en la función reproductiva y en genitales específicos.

“Durante siglos la función de procreación en las relaciones sexuales era lo único, el hombre se concentraba en los órganos genitales de la mujer, ahora es reciente permitir explorar otras zonas porque antes se creía que la mujer no sentía placer y no tenía derecho a él”, indicó Dos Santos.

El sexólogo argentino Ezequiel López Peralta, Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas del Instituto Superior de Estudios Psicológicos ISEP de España, es escritor de ‘El erotismo infinito” y “El placer de seducir”. Sobre el tema en cuestión anota:

“Las mujeres trabajan en el proceso, mientras que los hombres se afanan por el resultado, cuando esos procesos cambien y se trabaje en el proceso, se merodeen más zonas de placer, habrá un cambio en ese analfabetismo cultural que invade a los latinoamericanos”, indicó Ezequiel López.

Según Flavia hay personas que sienten placer en distintas partes del cuerpo. “No es que tengas un mapa que diga que hay puntos fijos estimulantes, porque nosotros somos grandes órganos sexuales  y poseemos ramificaciones nerviosas desde la punta de la cabeza hasta la punta de los pies, todo nuestro cuerpo responde a estímulos.”

Para Ezequiel es clave que haya una inteligencia erótica en la pareja. “Si se deja de lado los dos o tres pasos para llegar al orgasmo y se amplía ese camino puede ser más placentero para ambos,  recomiendo como método de exploración los elementos de masajes y vibradores”.

“A las mujeres se les olvida explorar mucho más los testículos, los muslos de la entrepierna, el cuello y el periné masculino, está ultima es una zona muy sensible que responde bien a esa estimulación. Mientras que a las hombres  se les olvida estimular la espalda, el lóbulo de las orejas, el cerebro y sobre todo besar el rostro de la mujer”, indicó Flavia.

Según Ezequiel López, Los hombres descuidan algunas zonas potencialmente sexuales para las mujeres. “La zona de la columna es una de ellas, los costados del tronco es un punto estimulante, los hombros recorriendo el hueso hasta el cuello es otro punto focal, los muslos y las piernas, también es recomendable los espacios que hay  entre cada dedo, sean en los pies o en la palma de las manos”.

1.El Cerebro: El cerebro es en realidad la mayor zona erógena del cuerpo, pues es el encargado de generar la excitación sexual y el que tiene el mayor control durante el orgasmo. Según Flavia Dos Santos el cerebro se estimula con conversaciones inteligentes o temas que le guste escuchar a la pareja. Es posible tener estimulaciones a través de una conversación telefónica o de un chat y es imposible explicar las formas en que una persona puede ser excitada a través de su mente.

2.El cuero cabelludo: Los masajes pueden ser excitantes tanto para hombres y mujeres. Ezequiel López manifestó que hay elementos como alambres, que al ponerlos en contacto con el cuero cabelludo, descubren una mayor relajación en el acto sexual, la pareja podrá hallar  un universo de sensaciones poco exploradas en esta zona.

3.El lóbulo de la oreja: Es una terminación nerviosa y demasiado ultrasensitiva al contacto de los labios o de los dedos de la pareja. Esta zona se debe explorar delicadamente y que el hombre escuche los sonidos de la respiración de la mujer. “Las conversaciones inteligentes también se pueden explorar y estimular en esta zona”, dijo Flavia.

4.Los pies: “La unión de los dedos, tanto de la palma de la mano como en los pies, pueden ser explorados por los dedos o por los labios de su pareja, allí se encuentran terminaciones nerviosas que elevan el libido”, manifestó Ezequiel López. Con un tipo de aceite se pueden estimular los pies, así logrará que su pareja reduzca las ansiedades, tensiones, dolores, y se prepare para la faena.

5. La columna: La columna vertebral está llena de terminaciones nerviosas que se conectan con los órganos sexuales, un buen masaje o un recorrido por toda la zona de forma sutil y atrevida podrá generar un precalentamiento previo para la pareja. “Utilice la imaginación, una buena música, un vino, unas velas, cremas, plumas, una infinidad de elementos que le pueden servir a la hora de realizar un pre”, dijo Ezequiel López.

“Todos podemos estar abiertos a explorar otras zonas pero siempre y cuando se respeten los límites de la pareja y verbalizando los gustos de cada una de ellas”, finalizó Flavia Dos Santos.

Cortesía kienyke.com

Déjanos un comentario