¿Por qué a veces no se para?
Califica esta publicación

El órgano sexual masculino, no es un músculo, ni un órgano rígido. Si hay veces que “no se para” es porque hay razones que lo justifican.
Es importante tener en cuenta que cuando se produce una erección, ocurre gracias tres factores uno de ellos son las hormonas, el segundo el sistema nervioso y el tercero es una mayor irrigación de sangre hacia el lugar.

Al estar en ínter juego estos tres factores el pene actúa como especie de una esponja y se produce la erección.

Dicho en otras palabras se necesita un estímulo sexual, las hormonas y la irrigación sanguínea apropiada.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Muchas veces una alimentación inadecuada, así como algunos problemas físicos, reducen la capacidad el pene para erectarse.

Cuando los problemas empiezan no siempre se recurre al médico para solucionarlo, sino que se espera con la idea que la situación mejore, pero no siempre es así, además en muchos de los casos se suma una preocupación psicológica por no poder mantener erecto el pene y no poder penetrar a la pareja, o no poder mantener la relación por un período adecuado de tiempo.

La relación puede convertirse en una tortura, e incluso puede haber una tendencia a negarnos a tener relaciones sexuales, por que muchas veces la virilidad masculina por cantidades de mitos, está sujeta a la posibilidad de tener buenas erecciones y llevar a feliz termino la relación sexual.

Muchas veces se recurre a la infidelidad, buscando un estímulo sexual distinto que lo excite más a fin de comprobar de alguna manera no muy consciente, que aún es capaz de mantener una adecuada erección y relación sexual.

Recordemos que el componente nervioso o estímulo es uno de los factores fundamentales para que la erección se produzca.

En muchas ocasiones una pequeña desconcentración del estímulo sexual, produce que la erección baje, por lo cual se hacen esfuerzos para mantener la concentración durante la relación, en ocasiones es hasta tal punto que se pierde un poco el disfrute y el placer del sexo, pues la mente está ocupada en no dejar caer el pene.

¿Que hacer?

Lo primero es reconocer, que ya no somos jóvenes y no tenemos 20 años ni tal vitalidad, existen en el mercado pastillas que pueden ayudar a mantener una vida sexual estable y libre de preocupación.

Debemos acudir al médico y aceptar que es un proceso normal de maduración de nuestro cuerpo.

Los tratamientos y pastillas deben ser apropiados a la persona en particular ya que no existe solo el viagra, y en ellas hay diferencias en cuanto al tiempo y forma en que se mantendrá estimulado el pene.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Por ejemplo hay algunas que trabajan sobre un período de 3 horas, otras durante 36 horas, es decir para todo el fin de semana por ejemplo o las hay de acción por 9 horas, y se medican dependiendo del estado físico y de salud del hombre.
Una dieta saludable, ejercicio, y en ocasiones también ayuda psicológica tienden a mejorar este tipo de problemas sexuales.

Acudir a un médico siempre suele ser una solución mucho mejor que pretender que la dificultad no existe o desaparecerá
Concentrarse en dar y recibir placer, en caricias y juegos sexuales suelen ser una ayuda muy placentera y eficiente así como un alivio a la presión sobre la erección.

 

Vía: http://www.atraigaelexito.com/

Déjanos un comentario