Tu novio te engaña y estas son las evidencias
Califica esta publicación

La infidelidad es esa nube constante que se posa sobre algunas relaciones de pareja. Valoraciones éticas aparte, es indudable que los cuernos han existido, existen y existirán en el ámbito de la pareja. Y se trata de una cuestión espinosa, porque todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario. ¿Cómo demostrarlo? Estas son las evidencias de que tu novio te engaña. Pero falta su confesión.

Señales evidentes de que tu novio te engaña

Puede que creas que tu historia de amor es tan perfecta que está libre de infidelidad, pero la verdad es que los cuernos ocurren hasta en las mejores familias. Puedes empezar a sospechar que tu novio te está siendo infiel con algunas evidencias. Aunque te recordamos que no podrás declararle culpable hasta que confiese.

Flores. Un buen día tu novio se presenta con una sonrisa de oreja a oreja y un ramo de flores. No es tu cumpleaños, ni tu santo, ni vuestro aniversario, ni se ha muerto nadie. Él dice que en el fondo es un romántico detallista, pero tú puedes entender perfectamente que está tratando de redimirse por algún pecado. La sospecha de la infidelidad comienza con detalles así.

Cambios de humor. Tu novio empieza a tener extraños cambios de humor que antes no tenía. Una vez descartados el síndrome premenstrual y el trastorno bipolar, puedes empezar a olisquear los rastros del engaño. Porque esos cambios de humor repentinos responden a su confusión sentimental o al estrés que, en este caso, es su mejor cómplice.

Sexo. El comportamiento sexual de tu novio te puede dar muchas evidencias de su infidelidad. Ahora resulta que a veces no tiene ganas de sexo y cuando tú estás a punto de llamar a la policía científica para que investigue el extraño suceso, tu novio te sorprende en la cama con trucos nuevos que te llevan al cielo. ¿Dónde ha aprendido eso? ¿cuándo? ¿con quién?

Cambios. Las infidelidades de un hombre se detectan sobre todo por la gran cantidad de cambios que introduce en su vida de un día para otro. Nuevo look, nuevos horarios de trabajo, nuevos hobbies, nuevos intereses musicales…algo está pasando y seguramente no se trata de un ejercicio de desarrollo personal.

Teléfono móvil. Si el estrés es la principal excusa para hacerte sentir una paranoica cuando sospechas una infidelidad, el teléfono móvil te dará la prueba que necesitas para saber si tu novio está siendo infiel. Está totalmente prohibido cotillear en su teléfono, eso lo sabemos, tan prohibido como engañar a tu pareja. Así que no pasa nada si un día (solo un día) revisas sus Whatsapps. Aunque intuimos que te será difícil conseguirlo porque si tu novio te engaña, no te dejará ni un segundo a solas con su teléfono.

Cortesía de diariofemenino.com

Déjanos un comentario