Squirting: deseo de mujeres, sueño de hombres
4 (80%) 1 vote

Para empezar, el squirting es la expulsión ‘a chorro’ de líquido transparente inodoro por parte de la mujer en el momento del orgasmo. No confundir con la eyaculación femenina, que se produce también durante el clímax y que consiste en un líquido traslúcido-blanquecino que, en muchas ocasiones, se queda en el interior del canal vaginal y que es segregado por las glándulas de Skene o “próstata femenina”.

La práctica del squirting se ha puesto muy de moda gracias al cine porno, en el que las actrices expulsan a chorro cantidades masivas de este líquido. De hecho, “squirt” fue el séptimo término más buscado en 2014 y el octavo en 2015 en el canal pornográfico Pornhub. Y “Squirting orgasm” (orgasmo con squirting) se ha buscado un 304% más en el último año. Cierto es que el porno no es la mejor escuela sexual que existe ya que en muchas ocasiones lo que se ve está trucado o es falso pero lo que es verdad es que el squirting se produce tras una placentera relajación muscular post orgasmo y aquellas que lo han experimentado lo han descrito como una sensación más que sublime. Llegadas a este punto nos preguntamos, ¿y si probamos? No hay por qué obsesionarse porque durante la búsqueda el placer está asegurado. Ni tan mal, ¿no?

Para conseguir un orgasmo con squirling tendrás que relajarte al máximo, no te puedes obsesionar porque entonces jamás llegará. Otro aspecto a tener en cuenta es que son pocas las mujeres que lo logran así que presión cero y a disfrutar del camino. Es importante que conozcas muy bien tu cuerpo y que lo hagas porque a ti te apetezca experimentar la sensación. El squirting se puede lograr a través de la penetración y estimulación del Punto G o de la doble estimulación (clítoris y Punto G). En este sentido, los sex toys se convierten en tus aliados. Son puro placer.

 

 

Vía: Cosmopolitan

Déjanos un comentario