Seis cosas cotidianas que están matando tu gran potencia sexual
Califica esta publicación

Todo lo relacionado con el miembro viril siempre afecta sobremanera al sexo masculino y preocupa el tema de la potencia sexual. Especialmente cuando se trata de algo negativo, puesto que no solo muchos hombres creen que se vería dañada su masculinidad, sino que también podría afectar negativamente a sus relaciones íntimas y, por tanto, posiblemente causar insatisfacción en sus parejas.

Uno de los problemas más comunes es, sin ningún tipo de duda, la disfunción eréctil. Es cierto que es más común entre personas mayores y que en algunos casos es ley de vida, ya que conforme avanzan los años lo más posible es que se acabe presentando este tipo de problemas. Sin embargo, en otras muchas ocasiones la disfunción eréctil es consecuencia de la vida que lleva cada uno y de una serie de hábitos negativos. Estos son algunos de ellos

En los varones se el déficit de potencia sexual puede manifestar de diferentes formas, pero las más habituales son la eyaculación precoz o la disfunción eréctil

Sobrepeso

La mala alimentación y la ausencia de deporte son los principales culpables de muchos problemas de erección. Actualmente se calcula que un 79% de los hombres con disfunción eréctil padecen problemas de sobrepeso. Estas cifras no pueden ser más claras, si un hombre quiere dejar de tener problemas de erección, lo primero que debe hacer es practicar más deporte, comer más sano, adelgazar y ponerse más en forma. No solo lo agradecerá su miembro, sino también el resto de su cuerpo, lo que también terminará por ser positivo en sus relaciones sexuales. Dos alimentos recomendables para incrementar las erecciones son el aguacate o la sandía, puesto que ambos provocan efectos positivos en la circulación sanguínea.

Ansiedad

Los problemas de ansiedad son cada vez más comunes en nuestra sociedad. Se calcula que un 40 % de la población española sufre estas molestias. Además de sus expresiones más conocidas, la ansiedad también puede afectar a nuestra vida sexual. En el caso de los hombres se puede manifestar de diferentes formas, pero las más habituales son la eyaculación precoz o la disfunción eréctil. Tal y como señalan en CalmClinic, la razón probablemente resida en cómo cambia la propia libido debido a la sensación de angustia y preocupación. Cuando esto ocurre muy posible que un problema retroalimente a otro, puesto que la disfunción eréctil posiblemente genere una mayor angustia y esta preocupación derive en más nervios y agobios en el próximo encuentro sexual. Cuando esto ocurra hay que poner solución para encontrar la calma, más intimidad y, sobre todo, no culparse por ello.

Abuso del alcohol

Beber en exceso aumenta enormemente el riesgo de padecer problemas sexuales. Un estudio realizado por los investigadores Bijil Simon Arackal yVivek Benegal detectó que en torno al 72% de los hombres que participaron en el estudio, todos bebedores, tenían diferentes problemas sexuales, entre los que destacaban la eyaculación precoz, el bajo deseo sexual y la disfunción eréctil. Quizá algunos crean que el alcohol es una buena forma para desinhibirse a la hora de conocer nuevas personas, pero quizá no sea la mejor idea si se quiere rematar la faena.

Se calcula que un 79% de los hombres con disfunción eréctil padecen problemas de sobrepeso

Abuso de las drogas

Por todos ya son sabidas las numerosas consecuencias negativas que tienen las drogas sobre nuestro organismo. Una de ellas es la forma en la que afecta a nuestro campo sexual. Según un estudio muestra que cerca del 66% de los consumidores de cocaína padecen problemas de erección. Una de las razones es que tras el consumo de esta sustancia disminuye la circulación de sangrepor la zona pélvica, aspecto necesario para la erección. Por otro lado, el consumo de tabaco también tiene una influencia negativa, ya que el abuso de cigarrillos provoca daños en el sistema circulatorio, por lo que también se verá dificultado el proceso de erección al llegar la sangre al pene con mayor dificultad.

Consumo de soja

Muchas son las ventajas de uno de los alimentos de moda. Sin embargo, también tiene sus aspectos negativos. Tal y como indican en Yahoo Health, la soja posee diversos elementos que son negativos para la libido masculina. La manifestación de este problema es más común entre vegetarianos y veganos, puesto que el consumo de soja suele tener una mayor importancia en su alimentación. La razón reside en que un excesivo consumo de esta legumbre puede disminuir los niveles de testosterona en sangre y esta hormona tiene una enorme influencia en el comportamiento sexual de los hombres.

Algunos medicamentos

El consumo de medicamentos es una gran herramienta a la hora de combatir determinados problemas de salud, pero estos pueden ser negativos en nuestra vida sexual. Tal y como indican en el mencionado artículo de Yahoo Health¸ los antidepresivos pueden disminuir la libido y dificultar la eyaculación. Los diuréticos, medicamentos antihipertensivos, bajan la tensión de la sangre, por lo que también pueden dificultar que esta llegue al pene y, por tanto, generar problemas de erección. Algo similar ocurre con los antihistamínicos, tan usados para combatir la alergia, puesto que pueden disminuir el flujo sanguíneo, además de otros efectos secundarios como la somnolencia.

Cortesía de elconfidencial.com

Déjanos un comentario