¿Qué quieren las mujeres en la cama?
Califica esta publicación

“Quieres complacer a tu pareja y te queremos ayudar”. Bajo este sentido y solidario mensaje, los editores de ‘Men’s Health’ decidieron preguntar a más de 1.100 mujeres, ¿cuáles eran sus posturas preferidas en la cama?

¿Por qué? Para llegar de una vez por todas a un listado en condiciones que ayude a los hombres a guiarse en la cama y dejar de insistir en el clásico misionero.

Estas son las posiciones que más nombraron las mujeres:

1. La vaquera (ambos sentados):

Ganadora por goleada, el 48% de las encuestadas clasificaron esta postura como su preferida. Los por evidentes: estando encima pueden controlar la profundidad y ángulo de penetración, marcar el ritmo de las embestidas.

 

2. ‘G-whiz’ o el perrito invertido:

La mujer se tumba boca arriba y apoya sus piernas sobre los hombros de su acompañante pero con una variación: él, en lugar de estar de pie, se agachará y echará su cuerpo hacia ella de tal forma que quede casi totalmente hecha una bola. El 32% dijeron que esta posición estaba entre sus tres mejores valoradas, ¿por la comodidad? No, más bien porque es una de las formas más sencillas para alcanzar el profundo punto G.

 

3. La plancha:

El 31% de las mujeres dijeron que esta postura estaba, como mínimo, en su ‘top3’. Porque permite encajar a la perfección con la otra persona. Ella recostada boca abajo, con las piernas rectas y las caderas un poco levantadas –se recomienda colocar una almohada debajo del vientre de ella para que pueda elevarse sin dejarse las lumbares.

 

4. La postura de la mariposa:

El 35% de las mujeres la eligieron, en este caso ellas tienen que tumbarse sobre un sitio relativamente alto que le ofrezca la posibilidad de colocar el trasero en el filo de la superficie, aproximadamente a unos 30 centímetros por debajo de la pelvis de su acompañante. Piernas en alto apoyadas sobre los hombros de él, éste colocará las manos sobre sus glúteos para penetrarla. Si se da con el ángulo perfecto y el grado de profundidad adecuado, no será difícil alcanzar el punto G.

 

¡Ya tienes las claves para volverla loca en la cama!

 

Vía: http://www.elconfidencial.com

Déjanos un comentario