Así puedes mejorar… ¡el 69! obteniendo mucho más placer
Califica esta publicación

Cuando hablamos de posiciones sexuales, es obvio que el 69 se lleva la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos. Entre posicionarse bien, sincronizar el acto y conseguirse un 10, esta posición es todo un reto. Pero considerando que es la única forma en la que puedes dar sexo oral sin sacrificar tu propio placer, deberías aprender a llevarla a cabo.

Para empezar: La mejor forma de empezar con esta posición es especializándote con la ‘cucharita’. Una vez que tengas súper excitado a tu pareja, acuéstalo, súbete en él y dirígete a su miembro mientras colocas tu pelvis cerca de su boca. Ya él podrá usar su fuerza para acomodarte a su gusto.

Toma la decisión: El truco del 69 es divertirse. Relájate y siéntete sexy. Por ejemplo, haz que tu pareja se acueste en la orilla de la cama y que deje colgada su cabeza. De esta forma podrás pararte sobre su cabeza y besar, tanto su pecho, como irte más, más abajo.

Toma tu lugar: Si estás planeando que el 69 sea el evento principal, busca la manera más cómoda de llevarlo a cabo. Yo recomiendo que ambos estén acostados en la cama (como si fuera la cucharita invertida) para no tener que tensar mucho los músculos del cuello o del cuerpo en general.

Usa tus manos: Aunque sea principalmente sexo oral, eso no quiere decir que tengas que limitar tus manos. Al contrario, lo más recomendable es utilizar todas las herramientas a tu disposición. Si puedes, usa tu boca en sus testículos, y tus manos para el glande.

Cambia el ritmo: No te acomodes con las técnicas que ya conoces. En este contexto, lo que te gusta posiblemente no sea lo mejor para su experiencia. Ve lento, rápido, en círculos, usa presión, succión… la verdad es que pueden funcionar un montón de cosas, el chiste es que experimentes.

Mucho al mismo tiempo: Dar sexo oral en esta posición puede ser súper incómodo, sin importar qué tantas almohadas usen. Si esta es su primera vez, podrían ver qué tan difícil es, pero más adelante podrían considerar el uso de un vibrador o algo que pueda estimular de más maneras.

Tomen turnos: La distracción que viene con dar Y recibir simultáneamente, puede hacer maravillas con tu orgasmo. O podría mejorarlo, o hacer que desaparezca. Pero una vez que estés a punto de terminar, es fácil olvidar lo que estás haciendo, así que obviamente uno llegará antes que el otro. En esos casos, hay que tomar turnos. Recuerda la regla de oro: ¡todos tienen un orgasmo!

 

 

Vía: Eme de Mujer

Déjanos un comentario