Pros y contras de salir con alguien parecido a ti
Califica esta publicación

Muchas veces, cuando hacemos la lista sobre lo que nos gustaría en una pareja, nos describimos a nosotras. Deseamos que el galán tenga el mismo humor, hobbies, aficiones y estilo de vida.

Es válido, pero hay que considerar que cuando queremos salir con alguien como nosotras, eso incluye todo el paquete. El chavo compartirá nuestros gustos e incluso algunas cualidades, pero también las fallas. Así como puede ser nuestra “alma gemela”, en igual proporción será nuestro “némesis”.

Nosotras creemos que escogemos a alguien parecido a nosotros para evitar problemas, pero en realidad lo elegimos para enfrentar nuestros defectos. Entérate qué sucede cuando salimos con “nuestro espejo”.

1. ¡QUÉ BUENA QUÍMICA!

El principio siempre será glorioso, se sentirá surreal, como hecho en el cielo. Claro, es muy fácil sentirte profundamente atraída por alguien similar a ti.

No hay que negar que hay alguna tendencia narcisista en ello, pero es que a todas nos gusta identificarnos con alguien, sentir que nos entienden, que se rían con nosotros, que compartan el gusto por las mismas películas y, en pocas palabras, tener la sensación de en- contrar a “nuestra mitad”.

2. TODO ES PERFECTO

Las cosas se dan rápido. Ninguno de los dos puede estar lejos del otro, ni negar la mutua atracción. Compartir tantas cosas positivas hace la unión más fuerte.

Todo el amor que probablemente necesitabas darte a ti misma lo proyectas en tu galán, pues estás aplaudiendo y celebrando características que son tuyas. Te estás enamorando de ti reflejada en el otro.

3. LA REALIDAD

Los defectos y lado oscuro de tu novio no tardan en aparecer. Lo curioso es lo mucho que te afecta. Sientes que empiezas a perder el control. Entras en una paradoja: por qué si se parecen tanto en lo bueno, te molesta mucho en lo malo.

Disfrutas su compañía cuando comparten lo que en un principio los unió, pero no soportas cuando saca sus desperfectos.

4. CONFRONTACIÓN

Más que echarle en cara lo que no te gusta de su personalidad, primero tienes que confrontarte y preguntarte por qué te incomoda tanto su actitud.

La pareja fundadora de “Creative Coaching”, Debi Berndt, y el psicólogo Robert Maldonado, explican que lo difícil es ser conciente del porqué te atrajo alguien como tú.

Si haces un examen de conciencia, te darás cuenta de que lo que no te gusta de él, es todo aquello que te molesta de ti. Aceptarlo no es fácil, pero nuestro inconsciente elige parejas como pruebas a superar, para reflejarnos lo que nos falta.

“Como no podemos ver nuestros defectos (en un principio), los descubrimos en el otro”, revelan los expertos en su blog sobre “Química en Conciencia” (Conscious Chemistry).

12 Cosas que a ellos NO les importa en la cama

5. ACEPTACIÓN

Los defectos de alguien no nos molestarían en extremo si no nos rela- cionáramos con ellos. Maldonado revela que varias corrientes psicoanalíticas aceptan que lo que nos choca de la pareja, es lo que nos fastidia de nuestros padres y sigue sin resolverse, o es lo que no hemos aceptado en nosotros.

La mayoría de la gente con la que emprendemos una relación fuerte (también de amistad) está ahí para enseñarnos algo sobre nuestra personalidad. Es lo que en términos junguianos se denomina “nuestra sombra”, porque revela lo que no podemos ver en nosotros. El modo más fácil de saber si es un patrón que se repite, dice Maldonado, es que analices todas las relaciones que has tenido y veas si los defectos que te molestan de la gente son siempre los mismos.

Entonces no huyas más, es definitivamente una prueba que tienes que trabajar. Es importante que tengas en consideración esto con humildad antes de hablar con tu galán, para que la bomba no estalle con una fuerza inversamente pro- porcional a la química que hubo en un principio entre ustedes.

6. HABLAR

El hecho de que descubras que has atraído a alguien como tú, y que sus defectos son los tuyos (probablemente agrandados, o no te darías cuenta), no significa que no puedas hablar con él y aclarar la situación.

Pero es mejor que lo hagas calmada, ya que es muy probable que él también saque tus trapitos al sol (y si le molestan, ¡es porque se parecen!) Marnie Nir recomienda empezar con la base de que los dos tienen mucho en común y decirle que lo que quieres lograr es un crecimiento personal por medio de estar en pareja.

Los dos se pueden ayudar mutuamente a superar los defectos que comparten, así como a cultivar lo positivo. De esta manera él no lo sentirá como una acusación, y hasta percibirá que es un trabajo en equipo.

Cortesía de cosmopolitan.com

 

Déjanos un comentario