Qué piensan las estrellas porno de practicar sexo, dentro y fuera del trabajo
Califica esta publicación

Si hay algo que puede desquiciar por completo a un informático es que todos y cada uno de sus amigos y conocidos le pidan en algún momento de su vida que les formatee el ordenador. Igual ocurre con los fisioterapeutas que están agotados de tener que hacer horas extras no remuneradas con esos seres cercanos a los que les duele ‘aquí’ o ‘allá’ o a los asesores fiscales que, y siempre en los días límites antes de que acabe el periodo oficial de entregas, ayudan a solucionar las declaraciones de la renta de quien se les cruza en el camino. Están hartos de trabajar, como para hacerlo en horas libres.

¿Ocurre lo mismo con los profesionales que tienen trabajos más divertidos? Es decir, ¿es posible que un bailarín se moleste por tener que ir a una pista a darlo todo, un ‘personal shopper’ odie ir de tiendas o un actor porno termine aborreciendo practicar sexo tras haberlo hecho durante largas horas de intenso rodaje? Precisamente esto último se planteó el psicólogo Justin J. Lehmiller, quien quiso descubrir si es cierta la idea generalizada de que los profesionales de la pornografía son incapaces de disfrutar de sexo o, por el contrario, son auténticas bestias sexuales que disfrutan de cada minuto de trabajo, incluso en las horas extras.

¿Y revisar su trabajo? ¿Les resultará tan aburrido como al resto de mortales? (iStock)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
¿Y revisar su trabajo? ¿Les resultará tan aburrido como al resto de mortales? (iStock)

Trabajos calientes que no queman

El experto en sexología y relaciones de pareja trató de recopilar los datos de las dos mayores encuestas realizadas hasta el momento a actores y actricesporno, ambas realizadas en el año 2013. El objetivo: intercalar resultados y poder llegar a una conclusión más certera sobre los gustos personales de las estrellas del cine X tanto cuando están rodando como cuando dirección corta la escena.

Aunque no todos los orgasmos que se ruedan son reales, las probabilidades de que los actores y actrices estén disfrutando son bastante altas

Según las respuestas ofrecidas por ellas cuando se les pidió que calificaran lo mucho que disfrutaban del sexo en una escala de uno (no demasiado) a 10 (mucho), el 69% de las 177 actrices porno participantes señalaron el número 10, y menos del 2% dieron un cinco o menos a su apetito sexual y su grado de satisfacción dentro y fuera del trabajo. Cifras similares en el caso de los varones, de los que participaron unos 105 actores, con una nota media de un 8,4 en una misma escala de uno a 10 en relación sexo-placer.

¿Grandes actores o grandes orgasmos?

“Los datos contradicen la idea de que las estrellas porno no pueden disfrutar del sexo porque practican demasiado en el trabajo”, señala Lehmiller, quien también se preguntó hasta qué punto están actuando o verdaderamente lo están pasando bien: “Aunque no todos los orgasmos que se ruedan son totalmente reales, las probabilidades de que los actores y actrices que vemos en pantalla estén disfrutando de lo que lo que hacen son bastante altas, por lo menos según lo que dijeron en las encuestas”.

Hay trabajos que aparentemente son la mar de divertidos. (iStock)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Hay trabajos que aparentemente son la mar de divertidos. (iStock)

Actores prodigio bien entrenados

Otros datos que llamaron la atención de Lehmiller en el momento de realizar su análisis giraban en torno a la edad en la que estos acróbatas del sexo habían comenzado a mantener relaciones y si, en todo caso, ésta podría determinar que estuviesen más o menos formados en la materia y tuvieran, por decirlo de alguna manera, más tablas a la hora de enfrentarse a sus primeros rodajes:

El 69% de las actrices porno participantes dieron un 10 a su apetito sexual y a su grado de satisfacción dentro y fuera del trabajo

“La edad media a la que los hombres y las mujeres encuestadas reportaron haber perdido la virginidad era en torno a los 15, que no está muy lejos de la media nacional de 16 o 17 años”, explica en ‘Cosmopolitan’ Hannah Smothers, quien ha seguido de cerca el trabajo del experto en sexología. Datos que dan a entender que fueron algo más precoces que el resto de la población, una ventaja competitiva que saben demostrar en su trabajo.

¿Es amor o quieren decir sexo?

Los gráficos y análisis elaborados por el experto también señalan datos sobre la cantidad de parejas sexuales fuera de cámara que los profesionales de la pornografía aseguran haber tenido así como sobre su interés en el amor. Ellas se habían acostado con un promedio de 75 hombres en su vida íntima, y la media de relaciones sentimentales alcanzaba los 22.

Sin embargo, para los hombres, esos números eran muy diferentes: “Los actores porno habían mantenido relaciones sexuales con una media de 170personas fuera de rodaje y su número de parejas se situaba en torno a 13”, señala Lehmiller. Parece que hay trabajos que uno se puede llevar a casa, y no suponen en absoluto una abominable carga extra.

Cortesía de elconfidencial.com

Déjanos un comentario