Mira cómo hacer para que ella tenga un doble orgasmo
Califica esta publicación

Una encuesta ejecutada por el Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana, las mujeres (especialmente, las heterosexuales) tienen menos orgasmos que los hombres. En concreto, un 61,6% frente al 85,5%. Y de éstas, la gran mayoría sólo alcanzan el climax mediante la estimulación del clítoris.

El sexo vaginal, el que sirve a algunas afortunadas para llegar al orgasmo gracias al polémico punto G, es más difícil de llevar a buen puerto, y es por ello que muchas parejas escogen centrarse en lo seguro. Por supuesto, no hay nada de malo en explotar aquellas cosas que funcionan para más gente, más vale pájaro en mano, que ciento volando, pero en la variedad está la diversión y no deberíamos tener miedo a experimentar cosas nuevas.

La clave para conseguir uno de estos orgasmos combinados reside, obviamente, en estimular al mismo tiempo el clítoris y el punto G

Por lo general, solemos considerar el orgasmo vaginal y el clitoridiano como entes separados cuando, en realidad, pueden alcanzarse al mismo tiempo, pero Amy Levine, “coach” sexual, asegura en “Women´s Health” que es posible lograrlo con un poco de práctica.

La clave para lograr alcanzar uno de estos orgasmos combinados radica, obviamente, en estimular al mismo tiempo el clítoris y el punto G, algo que puede hacerse de numerosas formas, en función del tipo de sexo que vayas a conservar. Estas son las claves:

Mediante la masturbación

La masturbación es la forma más simple de alcanzar este orgasmo combinado, pues tendremos una mayor libertad de acción, y, dado que la técnica es un poco complicada, es muy factible que tengamos que practicar nosotros mismos antes de lograr explicar el asunto a nuestra pareja.

Mediante el sexo oral

El procedimiento es análogo que en la masturbación: primero hay que estimular el clítoris y, luego, cuando ya estás lo suficientemente excitada, ir a por el punto G. Lo ideal es que tu pareja se centre en el cunnilingus primero y, cuando estés a tope (pero antes de que alcances el clímax), manipule su dedo para poner en marcha el orgasmo vaginal.

La forma más sencilla de alcanzar el superorgasmo es dejar que tu pareja estimule tu clítoris oralmente mientras tu utilizas el estimulador del punto G

Mediante el coito

Lograr el orgasmo combinado gracias a la penetración es el “más difícil todavía” pero si se elige la postura adecuada, puede lograrse. Levine exhorta comenzar estimulando el clítoris en los preliminares, mediante los dedos o un juguete. Entonces, cuando estés verdaderamente excitada, empieza a copular en la posición del perrito, que es la mejor para que el pene estimule correctamente el punto G. En vez de tener los brazos rectos baja el tronco de modo que puedas apoyarte en los codos, esto hace que se incline la pelvis, lo que permite la máxima estimulación posible.

La clave en los tres métodos está  en comenzar a estimular el punto G cuando estás a punto de lograr el orgasmo clitoridiano, para lograr que ambos coincidan en el tiempo. Repetimos, no es sencillo, pero lo peor que te pueda pasar es que sólo alcances uno de los dos, cosa que tampoco es para echarse a llorar.

 

Vía: A Tu Salud En Línea

Déjanos un comentario