Tu miembro podría ser amputado si padeces esto…
Califica esta publicación

¿Te imaginas que una erección de tu miembro, más que ser placentera te causara dolor e incomodidad? Aunque es poco común, existen hombres que viven esta situación a diario y que están en riesgo de padecer una de las consecuencias del priapismo: la mutación.

Empero, ¿qué es el priapismo? Consiste en una erección persistente, normalmente dolorosa, que al estar presente durante más de seis horas y no ser atendida a tiempo, podría conllevar a la amputación del pene.

Puede ser ocasionado de forma espontánea, o causado por un tratamiento médico (iatrogénico).  Estudios demuestran un 35% de los casos son de causa desconocida (idiopáticos) y el 21% están asociados con tratamientos farmacológicos para la disfunción eréctil.

El 21% se corresponde con traumatismos en la zona genital y el 8% es debido a trastornos sanguíneos.

Verdaderas consecuencias del priapismo…

Médicamente, la cuestión importante para tomar la decisión de amputar el pene para acabar con el priapismo es identificar si el problema está asociado con un elevado flujo de sangre o no.

Por ejemplo, en caso de que sí tenga relación existe poco riesgo de lesiones en los tejidos y se caracteriza típicamente por una erección no dolorosa. Pero, cuando se trata del tipo de origen venoso, existe un mayor riesgo de daños para el pene.

Incluso, especialistas de Mayo Clinic aseguran que cuando la sangre queda atrapada en el pene, a éste no le llega una buena cantidad de oxígeno.

Si pasan más de cuatro horas y la situación no cambia, aumenta el riesgo de daños en los tejidos del pene y puede provocar: Disfunción eréctil, una desfiguración del miembro masculino o, en casos extremos, la amputación.

Una forma de evitar la enfermedad así como las consecuencias del priapismo es visitar a un médico desde la primera erección que se presente sin estimulación, cambiar medicamentos en caso de que éstos sean la causa, así como reducir el consumo de alcohol y drogas.

Vía: Sexualidad 180

Déjanos un comentario