¿Por qué los hombres no gimen en la cama como las mujeres?
Califica esta publicación

Estas son las razones por las que los hombres no gimen en la cama.

Empecemos por aclarar que no todas las mujeres gimen en la cama, y que algunos hombres sí lo hacen (¡y muy bien!). Pero en la mayoría de los casos, los hombres no gimen en la cama como las mujeres. ¿Quieres saber por qué? Estas son las principales teorías y opiniones de los hombres.

 

#1 Porque es poco masculino

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Muchos hombres comparten la opinión de que gemir en la cama es algo poco masculino. Gruñir o emitir un sonido gutural o un grito ahogado, eso puede ser. Pero gemir como una mujer los hace sentir, bueno, como una chica, y lo último que quieren en ese momento es sentirse poco masculinos.

 

#2 Porque no lo aprendieron

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Muchos hombres aprenden lo que saben sobre sexo mirando películas porno, así que existen grandes posibilidades de que luego se comporten imitando a los hombres que vieron en las películas. Y como ninguno gime, ¡pues ellos tampoco!

 

#3 Porque no disfrutan tanto

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Hay algo que nunca podremos saber, y es qué siente un hombre al tener sexo, al igual que ellos no pueden saber exactamente qué sentimos nosotras. Por eso, hay algunos hombres que sienten que si bien disfrutan el sexo, el momento clímax de la eyaculación es lo que más disfrutan, así que por eso no gimen durante el resto del tiempo.

 

#4 Por sus costumbres de la adolescencia

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Durante la adolescencia, los hombres suelen masturbarse seguido, y como se trata de una actividad privada que en general hacen en casa de sus padres, lo último que quieren es que alguien se entere de que lo están haciendo. Así que desde jóvenes se acostumbran a hacerlo de forma silenciosa.

 

#5 Por la respiración

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Otra teoría es que, durante el sexo, los hombres tienden a contener la respiración. Es parte de la forma en que los hombres se estimulan y mantienen la excitación. ¡Y la mayoría de los hombres ni siquiera se dan cuenta de que lo están hacen! Y si está conteniendo la respiración, gemir lo haría perder la concentración y parte del placer. Por eso es probable que el gemido fuerte o el gruñido final llegue cuando alcance el orgasmo.

 

 

Vía: IMujer

Déjanos un comentario