Esto es lo que tus dedos revelan a simple vista de tu potencia sexual
Califica esta publicación

Diversos estudios han demostrado que la relación entre la longitud de estos dos dedos indica la cantidad de testosterona que hemos recibido durante nuestra etapa fetal en el útero materno.

Utilizamos las manos para todo y no solemos prestarlas demasiada atención, más allá de los cuidados básicos. Sin embargo, cada vez existe más y más información sobre ellas y lo que pueden llegar a decir de nosotros. Desde la seguridad que transmite un firme apretón de manos a los nervios que se muestran al morderse las uñas, las manos siempre han sido, debido a su constante movilidad, una de las partes del cuerpo con mayor expresividad no verbal.

Los diez dedos prensiles dicen mucho más de nosotros de lo que podemos pensar. No solo respecto a nuestro estado anímico en algún momento en particular, sino también en cuanto a algunos rasgos de nuestra personalidad. Quizá suene raro, pero nuestros dedos pueden explicar mucho de nuestrocomportamiento sexual. Mark van Vugt, profesor de psicología en la VU University de Ámsterdam y adjunto en Oxford, indica en Psychology Today un curioso aspecto sobre nuestro comportamiento sexual y hormonal, que puede ser detectado a partir del tamaño de dos dedos. Concretamente, la relación entre el tamaño del índice y el anular.

Para poder comprender muchos de los rasgos que afectan al comportamiento sexual, solamente será necesario echar un vistazo a sus manos

Diversos estudios han demostrado que la relación entre la longitud de estos dos dedos indica la cantidad de testosterona que hemos recibido durante nuestra etapa fetal en el útero materno. Cuanto más largo sea el anular en comparación con el índice, se es más masculino, supuestamente. Esta relación entre el tamaño de ambos dedos se conoce como 2D:4D, por el lugar que estos ocupan en la mano. La proporción no parece complicada de hallar, tan solo sería necesario medir la longitud de ambos dedos y realizar un fracción a partir de ellos. Sin embargo, los expertos suelen utilizar un escáner para medir bien las manos y establecer una correcta y exacta proporción, según van Vugt.

La testosterona, los dedos y el comportamiento sexual

Pero, ¿tiene algo que ver la cantidad de testosterona recibida en la etapa prenatal con el comportamiento sexual durante la edad adulta? La respuesta es sí, o, al menos, eso parece. Según diferentes estudios, como el realizado en 2009 por investigadores británicos, el comportamiento sexual de hombres y mujeres varía enormemente según la cantidad hormonal a la que se ven expuestos durante las primeras etapas de formación y crecimiento prenatal.

Saber si alguien va a ser habilidoso mirándole las manos, te puede ahorrar encontrarte con un torpe de la vida.  (Corbis)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Saber si alguien va a ser habilidoso mirándole las manos, te puede ahorrar encontrarte con un torpe de la vida. (Corbis)

En el caso de la longitud de los dedos, también parece tener sentido. Tal y como señala van Vugt, el dedo anular de los hombres es bastante largo en comparación con el índice, mientras que en las mujeres suele ser más notable la diferencia de longitud ente ambos dedos (cabe indicar que los hombres producen mucha más testosterona que las mujeres). Sin embargo, la curiosa relación 2D:4D parece cambiar según la tendencia sexual de cada persona. Por un lado, las mujeres lesbianas tienen unos valores más ‘masculinos’ que las heterosexuales, mientras que en el caso de los hombres gais, sus valores son más ‘femeninos’ que el de los heterosexuales. Esta relación, por tanto, puede indicar que la sexualidad se decida bastante tiempo antes del nacimiento.

Esta conclusión es cuanto menos llamativa y, posiblemente, sujeta a todo tipo de polémicas. Sin embargo, no es el único resultado curioso que ha nacido a partir de la relación 2D:4D. También parece que tener un anular largo está relacionado con un mayor comportamiento agresivo, pues se han encontrado estos valores en hombres con cierta tendencia violenta. Es lógico, pues los altos valores de testosterona están altamente relacionados con la agresividad en el carácter. Sin embargo, es especialmente curioso un estudio realizado por Alison Bailey y Peter L. Hurd para la Universidad de Alberta. En él detectan que, en efecto, esta premisa se cumplía en el caso de los varones, pero no existía esa correlación en las mujeres.

Es cierto que todavía son muchas las cuestiones que quedan por investigar respecto a la relación 2D:4D, pero está claro que los hallazgos a los que se ha llegado por el momento abren un curioso campo de estudio que abarca un amplio abanico de posibilidades. Quizá, en un futuro, para poder comprender muchos de los rasgos que afectan al comportamiento sexual, solamente sea necesario echar un vistazo a sus manos.

Cortesía de elconfidencial.com

 

 

Déjanos un comentario