Entérate de todo sobre el orgasmo en las mujeres
Califica esta publicación

“Descarga expulsiva de tensiones neuromusculares en el apogeo de la respuesta sexual” es la definición de orgasmo, brindada por Alfred Kinsey en el libro Comportamiento sexual en la mujer (1953). Magia, explosión y “la muerte chiquita”, son algunas frases con las que se ha comparado a esta fase de la respuesta sexual.

Las diferencias en la anatomía de mujeres y hombres, otorgan a cada sexo una manera característica de sentir el placer. Estas divergencias son responsables de las diversas formas en las que damas y caballeros viven el orgasmo, la etapa cumbre de la actividad sexual que puede manifestarse con diferentes intensidades, sin que ninguna de ellas indique más o menos placer.

“El orgasmo femenino es mucho más complejo que el masculino y en él, interviene un conjunto de factores que no sólo están atados al aspecto biológico”, explica la sexóloga Aminta Parra.

Esta experiencia puede lograrse en el cuerpo femenino a través de la estimulación de la vagina o del clítoris.

La calidad del orgasmo es la misma, a pesar de que se consiga por distintos canales. Para algunas mujeres, es más fácil alcanzar el orgasmo clitoridio, mientras que, para otras, la estimulación vaginal es el mecanismo ideal para lograr el clímax.

Sensaciones en acción

Nunca es tarde para conocer un poco más acerca del comportamiento sexual propio. “Muchas mujeres desconocen su cuerpo y por eso no llegan al orgasmo. Ellas tienen que empezar a ver sus genitales con un espejo y tocarlos, así como usar cremas y aceites para el baño, que permitan estimular el deseo y evaluar las reacciones”, asegura Parra.

Aprender a conocer los genitales e indicarle a la pareja cómo hacerlo, permite a la mujer aumentar el disfrute y reducir el riesgo de molestias o dolor. Usar vibradores, juguetes sexuales o cualquier otro implemento que -convenido en pareja- incremente el placer, se traduce en acciones para potenciar la experiencia.

Las rutinas diarias, el cansancio, falta de tiempo y el miedo al fracaso pueden convertirse en enemigos del orgasmo. La sexóloga recomienda hacerle frente a estos impedimentos cultivando la mejora del aspecto físico y propiciando las condiciones para tener encuentros sexuales de calidad, mediante la estimulación de todos los sentidos para disfrutar de las experiencias visuales, auditivas, olfativas, táctiles y gustativas asociadas al acto sexual.

¿Cómo reconocer al orgasmo femenino?

En esos instantes de máximo placer, aumentan las pulsaciones, se genera una gran tensión muscular y se evidencian contracciones incontrolables en la zona ano – genital.

El orgasmo puede provocar llanto, risa o gritos, pero la presencia de estos signos no demuestran mayor gozo y puede no presentarse en todas las ocasiones. Solo en algunos casos, la damas pueden expulsar un líquido similar al semen de los representantes del sexo masculino.

Las mujeres son capaces de sentir varios orgasmos durante el mismo encuentro sexual, cualidad que puede ser tanto respuesta fisiológica, como resultado de la estimulación y el nivel de excitación que se alcance.

 

Vía: Tu Salud En Línea

Déjanos un comentario