El fin de los problemas sexuales: el láser que satisfará a miles de mujeres
Califica esta publicación

Millones de mujeres de mediana y avanzada edad padecen un problema médico conocido como atrofia vaginal que les impide poder disfrutar con normalidad de su vida sexual. Como consecuencia de la menopausia, las paredes de la vagina se secan y esto se traduce en molestias físicas al practicar sexo. Como explica Samantha Allen en The Daily Beast, “hace que las relaciones sexuales sean dolorosas y, a menudo, también interfiere con la función urinaria”.

Hasta ahora el problema se intentaba paliar con los mismos tratamientos hormonales que se usan para controlar los síntomas de la menopausia basados en aumentar los niveles de estrógenos. Sin embargo, estas terapias no son aptas para mujeres con cáncer de mama, antecedentes de accidente cerebrovascular o ciertas formas de enfermedad cardíaca.

Millones de mujeres de mediana y avanzada edad padecen un problema médico conocido como atrofia vaginal que les impide poder disfrutar con normalidad de su vida sexual

Pero parece que la evolución de la medicina láser podría haber encontrado la solución que cambiará la vida de todas estas mujeres: Mona Lisa Touch. Un tratamiento láser intravaginal recientemente aprobado por la Food and Drug Administration estadounidense –y previamente testado en otros centros médicos europeos– que estimula la producción de colágeno dentro de la vagina de tal forma que se restaura la mucosa vaginal y se rehidratan las paredes vaginales.

La aparición de este láser, que todavía está en fase de pruebas, ha reabierto eldebate en EEUU, donde se plantean hasta qué punto las aseguradoras médicas deberían cubrir los gastos de este tratamiento –que tiene un coste de alrededor de 1.500 dólares– igual que financian otros masculinos como el suministro de viagra o los implantes de pene.

Una solución sin tratamientos hormonales

Al tratarse de un tratamiento dermatológico con tecnología láser no requiere de anestesia y apenas tiene efectos secundarios que no sobrepasan “un poco de enrojecimiento o hinchazón durante uno o dos días”, explica Allen.

Gracias a que su aplicación se dirige directamente a la vagina, permite evitar los tratamientos hormonales cuyas alteraciones en el carácter y estado de ánimo –junto con otras de tipo físico como aumentar de peso– suponen un martirio para millones de mujeres.

Muchas mujeres no acuden al especialista porque consideran que es un problema propio de la menopausia.
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Muchas mujeres no acuden al especialista porque consideran que es un problema propio de la menopausia.

La atrofia vaginal: un problema global

La Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS) estima que entre el 20% y el 45% de las mujeres de mediana y avanzada edad experimentan síntomas relacionados con la atrofia vaginal. En nuestro país, según datos de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), se calcula que la padecen alrededor de cuatro millones de españolas.

Un problema a nivel mundial que se traduce en un mercado potencial de millones de mujeres y al que la ciencia parece haber dado solución. Sin embargo, los médicos advierten que la mayor parte de las mujeres que la padecen no acuden al especialista ni buscan soluciones.

Mona Lisa Touch estimula la producción de colágeno dentro de la vagina de tal forma que se restaura la mucosa vaginal y se rehidratan las paredes vaginales

Muchas de ellas lo asumen como un problema propio de la menopausia y consideran que tiene que ser así, que su cuerpo cambia con los años y también las relaciones sexuales. Pero las mujeres de mediana edad pueden disfrutar del sexo sin dolor ni molestias y mantener una vida sexual saludable gracias a avances médicos como láser Mona Lisa Touch.

Por el momento continúa en ensayos clínicos en el Hospital Cristo en Cincinnati, Ohio, pero su entrada en el mercado podría cambiar la vida de millones de mujeres en todo el mundo aliviando los molestos síntomas de la atrofia vaginal.

Cortesía de elconfidencial.com

Déjanos un comentario