Conoce más sobre el punto G
Califica esta publicación

El punto más anhelado por las mujeres, el punto G, aún se encuentra lleno de tabúes porque no todos están seguros de su existencia, y aquellos que creen saberla, aún no saben bien cómo sacarle provecho.

couple-731890_960_720
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El punto que puede desatar la eyaculación femenina tiene sus detalles que debemos conocer y así como aprendimos a sentir nuestro cuerpo, a leer o incluso a caminar, debemos conocer más de él. Todo es cuestión de práctica, por eso, queridos guerreros, aquí dejamos algunos datos que, sin duda, te ayudarán a conocer más de este punto tan especial para las mujeres:

  1. Al principio, los científicos llamaban al punto G “la próstata femenina” porque aseguraron que se trataba de un órgano femenino funcional, así que podemos estar seguros de que no es un mito.
  2. Para aprender cómo eyacular, debes saber que se encuentra de 5 a 8 centímetros adentro de la vagina, se siente más duro al tacto que el tejido circundante.
  3. Debes saber que está compuesto por tejido eréctil que se hincha cuando la sangre corre en él.
  4. La eyaculación saldrá por la uretra.
  5. Para algunas mujeres la estimulación del punto G resulta bastante incómodo, por lo que se debe manifestar, si es el caso.
  6. Algunos aseguran que el punto G también puede ser el clítoris. El punto G se localiza en un sitio donde el clítoris, la uretra y la vagina se conectan. Hay estructuras complejas en este punto que pueden producir sensaciones por demás placenteras cuando se estimulan.

Hay también algunas posturas que ayudan a estimular este punto G:

  • Cuando una mujer está encima del hombre, tiene todo el control de la situación. La velocidad, la profundidad y el ángulo de penetración son manejados por la mujer, y por lo tanto, una de las formas más fácil de estimular el punto G. Si ella tiene alguna preferencia por esta posición, puede colocar las rodillas sobre la cama, así el ángulo de la cabeza del pene apuntará directamente hacia este gran punto de placer.
  • Hombre atrás y mujer adelante. Esta posición es básicamente la misma que la anterior, pero con una variante. Las rodillas van juntas y dándole la espalda a tu chico. Si el hombre se mece suavemente hacia atrás y adelante ella verá las estrellas. En esta posición sentirás que el punto G es estimulado directamente por la cabeza del miembro.
  • De todas las posiciones, “el perrito” es la más sencilla para lograr el orgasmo, ya que permite una penetración más profunda y eficaz para la estimulación del punto G. Como manera de ir un poco más allá, ella puedes tocar su clítoris con el dedo, pero hay que asegurar de no empujar demasiado o perderás contacto con la parte estimulante.
  • Con la posición clásica del misionero no es sencillo encontrar el punto G, pero con una variante obtienes un mayor contacto. Coloca una almohada debajo del trasero de ella y levanta tus piernas hasta colocar los pies en el pecho de él. La almohada cambia el ángulo de penetración, alineando el pene mejor con el punto G.
  • Hombre detrás de la mujer acostados. Para lograr estimular el punto G con esta posición, haz que coloque su pierna hacia atrás, hasta la espalda de tu chico. Luego, coloca tus brazos alrededor de su cabeza y permite que el movimiento lento te lleve al orgasmo. La cabeza del pene se encontrará perfectamente alineada con tu punto G, por lo que el orgasmo no tardará en llegar.

Llámenlo “próstata femenina” o “punto G” se debe saber que es uno de los puntos con más terminaciones nerviosas, capaz de volver loca a cualquier mujer, por lo que vale la pena dedicarle algo de tiempo a la hora del sexo.

 

Vía: http://www.imujer.com/

 

Déjanos un comentario