Conoce cuáles son los fetiches sexuales más extraños
Califica esta publicación

La mayoría de las personas practican el acto sexual para reproducirse o simplemente por placer, pero existen otras que lo han llevado a un nuevo nivel.

Las parafilias son comportamientos sexuales que ciertas personas encuentras en objetos, situaciones, actividades o individuos. Muchas de ellas pueden ser “extrañas” para las demás personas, pero por muy raras que se vean causan placer a otros.

A continuación te mostramos algunos de los fetiches sexuales más extraños que existen en el mundo:

Anortografofilia: Es la excitación por los errores gramaticales, en especial si por dichas faltas se complica la capacidad de leer.

Autonepiofilia: Este tipo de personas encuentran placer al usar pañales y ser tratados como un bebé.

Capnolagnia: Es un fetiche basado en ver a personas fumando, aunque existen variaciones al observar un individuo inocente realizando comportamientos considerados tabú.

Consuerofilia: Estas personas se cosen la piel con aguja e hilo para poder conseguir placer sexual.

Coulrofilia: Mientras que algunas personas temen a los payasos, los que sufren esta parafilia encuentran deseo sexual al verlos.

Dacrifilia: Se trata de la excitación por las lágrimas, es decir, que se consigue placer al ver llorar a otra persona. Además tienden a lamerlas, untarlas en el cuerpo y hasta beberlas.

Espectrofilia: Consiste en tener un encuentro sexual con entidades de otro mundo o en presencia de espíritus.

Formicofilia: Es el placer sexual por tener pequeños insectos arrastrándose por el cuerpo, sobre todo por los genitales.

Hierofilia: Las personas que sufren de esta parafilia sienten atracción sexual con objetos sagrados o religiosos. Se excitan al usar cruces, escuchar o oír una oración, ver monjas o sacerdotes y los confesionarios.

Hifefilia: Se consigue placer al entrar en contacto, ya sea tocar o rozar, objetos ajenos contra el cuerpo, estos van desde ropa, cabello, piel, lencería, entre otras.

Ipsofilia: Prácticamente es el narcisismo llevado al extremo, ya que estas personas se excitan por uno mismo. Pueden pasar horas viéndose en un espejo, acariciándose y besándose.

Misofilia: Es la atracción sexual por interactuar con ropa sucia o desechos humanos. Esta práctica va desde la observación hasta la ingesta de ciertas sustancias desechadas por el organismo.

Simorofilia: Las personas con esta parafilia se excitan cuando ven o presencian un accidente o desastre natural, ya que sienten que juegan con la muerte.

Octofilia: Personas se sienten excitadas el ver o escribir el número ocho.

 

 

Vía: Eme de Mujer

Déjanos un comentario