Cómo puedes conseguir repotenciar el placer
Califica esta publicación

La monotonía es el primer enemigo del placer, con los siguientes consejos podrás ofrecerle una sorpresa a tu pareja. Te sorprenderá lo emotivo que se pondrá con juegos nuevos de provocación y excitación.

Sé divertida

Nada mejor que el sexo improvisado para sacar de nuestras vidas la monotonía. Una manera de abandonar el aburrimiento es experimentar nuevas posiciones. El Kamasutra es muy amplio para andar jugando toda la vida al misionero, posiciones como Deleite, El candelabro o La doma son ideales para que el visualice tu cuerpo y tú te apoderes de los movimientos.

Los juegos sexuales también son muy útiles, practicar cosas como el baile erótico, amárralo a la cama o véndale los ojos, usar disfraces y comer del cuerpo de tu pareja son toques que encenderán la chispa al instante. ¡Pocas cosas son tan emocionantes como sorprenderlo!

Da el primer paso

No hay nada más placentero para tu pareja que seas tú quien tome la iniciativa, porque les encanta sentir que estamos locas por ellos. Haz que tu pareja sienta que es tu fantasía predilecta: cierra sus ojos y envuélvelo en tus encantos. Un juego oportuno, después de que lo provocas es el de hacerte la sumisa pues ellos disfrutan al mostrar su instinto animal, pero para eso tú también debes demostrarles que quieres ser dominada.
Dile lo que piensas

Decirle lo bien que lo está haciendo es una manera de avivar su deseo y motivarlos a hacer con más fervor su trabajo. Dile cuáles son las posiciones que más te gustan, dónde quieres que te toque, cómo quieres que te bese, guíalo a descubrir cómo te gusta.

Deleita su vista

Que tengan la oportunidad de verse haciendo el amor es alentador. Busca hacerlo cerca de espejos donde puedan verse, ya sea en la sala, en el cuarto o en un baño. El hecho de observarse mientras tienen sexo puede provocar mucha excitación. Tocarte frente a él es otra opción muy atrevida.

Olvida la actitud de niña buena

Cuando los hombres ven ese lado desinhibido de ti, les gusta y aunque quisieran verlo más seguido, no siempre se atreven a pedírtelo, pero hace una gran diferencia.

Enterrar tus uñas en su espalda, susurrarle algo al oído mientras llega al clímax, o cualquier cosa que demuestre cuánto te gusta y cuánto disfrutas hacer el amor con él, le encantará.

Propón una nueva posición.

Intenta intercalar sexo oral con penetraciones y dale un giro muy candente al vendarle los ojos. Busca tu propio movimiento con la lengua para hacerte notar y repítelo como algo que te caracteriza cada vez que le otorgas sexo oral.

Sexo inesperado

Esto los hace pensar en cuán atractivo es para tí y eso es importantísimo. Seducirlo espontáneamente lo sorprenderá, pedirle que detenga el auto en un lugar desierto para un “rapidín” al lado del camino cuando vayan de regreso a casa o en una fiesta se atrevan a tener sexo en una habitación apartada, un clóset o en el baño de visitas, serán experiencias no sólo excitantes, sino inolvidables para él y para ti.

 

 

Vía: Eme de Mujer

Déjanos un comentario