Cómo llevar a una mujer al orgasmo, según una actriz porno
2 (40%) 1 vote

Jessica Drake ofrece algunos interesantes trucos para conseguir que ellas disfruten el orgasmo en la cama como nunca, y sabe de lo que habla.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

“Uno se siente increíble. El orgasmo es una gran cura para el estrés y la tensión acumulada y pueden funcionar mejor que un somnífero. Capaces de levantar el estado de ánimo, ayudan además a conectar con nuestros amantes. Pero, para el sexo débil, el orgasmo también puede ser muy difícil de alcanzar”,explica en ‘Style Caster’ la actriz porno Jessica Drake.

Sin embargo, tienden a llevarlo en silencio. En cuestiones de cama, especialmente ya metidos en faena, son pocas las que se sinceran y comparten con su acompañante lo que sienten o, más bien, lo que no son capaces de sentir. Es precisamente cuando comparten su insatisfacción sexual con otras mujeres, cuando se dan cuenta de que no son las únicas que no son capaces de alcanzar el orgasmo con sus parejas. “Muchas se preguntan qué están haciendo mal y, por lo general, terminan fingiéndolos, ya sea para ‘acabar de una vez’ o porque no quieren herir a sus acompañantes”.

La experta en sexo señala un culpable principal del que probablemente ya habrás escuchado hablar: el orgasmo vaginal. La mayoría de los hombres asumen que alcanzar el clímax a través de la penetración es lo normal, pero en realidad son la anomalía y muy pocas las féminas capaces de encontrarlos. Aunque algunas los consiguen a través del punto G e incluso por la estimulación anal o de otras zonas erógenas como los pezones, para cerca del 80% de las mujeres el principal foco de placer sexual es el olvidado clítoris. Pero no está todo perdido. Existen múltiples técnicas para que las mujeres alcancen el orgasmo, y la estrella del porno recoge unas cuantas que resultarán de lo más útiles tanto para ellos como para ellas.

Descubriendo el placer femenino

“Nunca me enseñaron que yo soy responsable de mis propios orgasmos. Tuve que aprender esa lección por mí misma al ser una de las muchas mujeres que fingen estar llegando a través del ‘fantasma del placer vaginal’. Hasta que un día, después del coito, mi amante salió del cuarto de baño para encontrarme masturbándome para tener un orgasmo porque no lo conseguí mientras practicábamos sexo. A él le pareció un insulto y me hizo sentir como si estuviese haciendo algo vergonzoso”, recuerda Drake, quien subraya que, en realidad, “lo verdaderamente lamentable era que tuviese que haber tenido que fingir sólo por complacer a mi pareja”.

Me di cuenta que me sentía presionada a tener orgasmos múltiples cada vez, y se quedaban severamente decepcionados cuando no ocurría

El cuerpo de cada mujer funciona de un modo diferente, y aunque ciertamente el clítoris es la llave del placer para la mayoría, tampoco es un botón que activa el orgasmo de inmediato. Hay que saber estimularlo, y para enseñar cómo y a qué ritmo es imprescindible entrenar. “Recomiendo la masturbación. Es la forma más adecuada para familiarizarnos con nuestro cuerpo y sentirnos cómodas, explorando cada centímetro para descubrir lo que nos gusta y lo que no”, insiste la famosa actriz, quien recomienda que, una vez conozcamos el trayecto, no dudemos en guiar a nuestro acompañante para indicarle el verdadero camino hacia la meta.

Estimulación más allá de la vagina

No todo puede centrarse en las zonas femeninas universalmente determinadas como erógenas. La excitación mental hace mucho más de lo que algunas personas ignoran para que las mujeres disfruten del sexo. Desde una caricia en un punto en el que se sientan cosquillas hasta una palabra o mirada ‘mágica’. La posibilidades son infinitas. “Hay que encontrar las cosas que llevan a una mujer al límite ya se sea una fantasía, una frase, una película, un sonido, un juguete, una posición, una técnica sexual o una combinación de todo lo anterior”, explica Drake. Como con la anterior, una buena guía siempre será útil, pero hay que asumir que no siempre vale lo mismo y memorizar y repetir una jugada puede llevar al aburrimiento y la insatisfacción. En ocasiones, con la improvisación y el clásico ‘prueba y error’ se consiguen los mejores resultados.

Más que llegar, importa disfrutar del paseo

Suena a tópico pero es totalmente cierto: el orgasmo no es el objetivo único del sexo ni el acto se acaba tan pronto este hace su aparición estelar. Ya sea por exceso o por defecto, muchos hombres se obsesionan con la idea de que las mujeres alcancen el clímax, y esto sólo conduce a que ellas no puedan pensar en nada más que ‘llegar de una vez’. “Me di cuenta que me sentía presionada a tener orgasmos múltiples increíbles cada vez, y se quedaban severamente decepcionados cuando no ocurría”, confiesa la estrella del porno, y explica que, tan pronto dejó claro que no ese no podía ser el objetivo, se sintió mucho más relajada, “lo que dio lugar a alcanzar orgasmos de manera mucho más fácil”.

‘Así sí’ indica que vas por el buen camino

Otro lugar común: la clave está en la comunicación. Pero tampoco es un consejo equivocado. Por mucho que gimamos, susurremos, ronroneemos o nos contorsionemos para sentir más placer, es bastante más rápido decir de viva voz qué nos gusta y qué nos satisface de verdad.

Nunca me enseñaron que yo soy responsable de mis propios orgasmos. Tuve que aprender esa lección al ser una de las muchas mujeres que fingen

Más allá de las íntimas conversaciones de alcoba postcoitales o de proclamar a gritos en medio del acto lo que sí nos gusta y lo que no, Drake propone “narrar lo que queremos antes de empezar sugiriendo lo que ‘nos encantaría’ que pasase. Al principio puede sonar un poco forzado o incómodo, pero una vez que nos desinhibimos, puede ser una gran manera de abrir las líneas de comunicación a la par que nos sentimos más sexis y atractivas”.

Abrir el telón y dejarles mirar

El hecho de que los contenidos pornográficos sean unos de los más consumidos del planeta no es ninguna casualidad. En especial a los hombres, nos gusta mirar y nos excita ver escenas sexuales en las que alguien se está masturbando o le toca otra persona. ¿Qué mejor que convertirnos enprotagonistas de las imágenes que más nos gustan? “Permitir que tu pareja te vea en solitario en un momento tan intimo es una oportunidad de enseñanza perfecta”, recomienda Drake, “así serán capaces de observar las técnicas exactas, los ángulos, la velocidad y presión que normalmente cuesta explicar verbalmente”. Y una vez haya visto el tutorial, déjale participar.

Cortesía de elconfidencial.com

Déjanos un comentario