9 consejos para encender la llama y recuperar el deseo sexual
Califica esta publicación

En un mundo globalizado en donde las rutinas diarias como el trabajo, niños, estrés, estudios, familia, deudas y demás responsabilidades ocupan la mayor parte de nuestro tiempo pueden hacer que nuestro deseo sexual se venga abajo perjudicando nuestra vida sexual y la satisfacción de nuestra pareja.

Toda relación de pareja necesita vida sexual.  Únicamente no se trata de placer, sino también del sentimiento profundo de estar con la otra persona. Cuando las ganas de disfrutar un encuentro íntimo están “apagadas”, se está afectando la satisfacción personal y mutua. En esos casos, tu pareja podría llegar a sentirse frustrada ante un rotundo y consecutivo “no quiero”, y por tu parte, te estarías privando de gratos momentos. Además, dejar al sexo en el olvido es el error número uno que con lleva al aburrimiento y termina con el bienestar de la vida en pareja.

A continuación, te traemos una serie de consejos para recuperar tu deseo sexual:

1. Una cita: Organicen una cita y actúen como si fuera la primera vez que salen juntos. Actúen de manera que tengan que conquistar al otro, saquen sus mejores cualidades y coqueteen entre sí. Sedúzcanse, pero no lleguen a tener relaciones.

2. Nuevos lugares: Vayan a un lugar al que nunca han estado antes o tengan una salida muy diferente a lo que usualmente están acostumbrados. Nuevas experiencias pueden ayudar a encontrarse y a brotar los sentimientos que se tienen.

3. Tómense unos minutos al final del día solo para conversar: Charlar sobre cómo estuvo el trabajo, cómo se sintieron, si pasó algo inusual o algo cómico. No importa cuál sea el tema, pero conversen solos sin ninguna interrupción o distracción. Si hay algún problema entre ustedes no lo saquen a relucir que este sea un rato para hablar amena e íntimamente con la pareja.

4. Buena nutrición y ejercicio físico: A veces, el deseo sexual se puede dar por malos hábitos alimenticios. Una adecuada alimentación junto a la actividad física son los principales encargados de que nuestro organismo funcione correctamente y de darnos las energías necesarias para cumplir como se debe con el día a día.

5. Mantén una buena autoestima: De acuerdo a cómo se encuentre la autoestima depende en gran medida nuestro deseo sexual. Es esencial valorarnos y respetarnos para recuperar el deseo sexual. Buscar algunos libros de autoayuda pueden ayudarnos para relucir nuestras mejores cualidades.

6. Relajación: En casos de estrés y angustia, nada mejor que relejarse. Toma un baño caliente, escucha música suave, lee un libro en compañía de una copa de vino, date un masaje, las opciones son infinitas. Este consejo de seguro ayudara a recuperar el deseo sexual caído. Puedes involucrar a tu pareja en la relajación, quizás ella también está tensa.

7. Lleva la creatividad y la novedad a tu vida sexual: Comenta con tu pareja y practiquen cosas nuevas. Intenten con nuevas posiciones sexuales, sexo oral, sexo anal, juguetes o fantasías sexuales. Prueben con tener sexo en lugares inesperados, la adrenalina de hacerlo en lugares desconocidos puede aumentar tu deseo sexual. Nunca sabes dónde podrás encontrar eso que te lleve a gozar de un gran placer.

8. ¡Sorprende!: Espera a tu pareja con una rica cena, recrea su dormitorio con un ambiente romántico y prepara una velada donde ambos se sientan cómodos y relajados. Esto es bueno para recuperar el ánimo y el deseo entre ambos.

9. En último caso, un sexólogo: A veces, es necesario acudir con un sexólogo o terapista sexual para recuperar el deseo sexual y salir del problema. No dudes en hacerlo si lo necesitas, puede ser la ayuda que buscabas para terminar con esta difícil situación.

 

 

Vía: Un Tipo Serio

Déjanos un comentario