7 zonas erógenas que hacen gritar de placer a las mujeres
4 (80%) 1 vote

Las mujeres tenemos zonas erógenas (es decir, sensibles y excitables) por todo el cuerpo. Para alcanzar el máximo placer durante una relación sexual, lo más recomendable es que nuestra pareja acaricie y estimule varias de ellas antes de empezar con el masaje genital y la penetración.

El famoso “juego previo”, que antecede al sexo como tal, es necesario para que las chicas nos encontremos en las condiciones óptimas para alcanzar el orgasmo .

Las zonas erógenas deben ser besadas, chupadas, lamidas y tocadas por nuestro hombre para producir la excitación suficiente y hacer que nuestra vagina esté bien lubricada. Esto facilitará que lleguemos al orgasmo por la estimulación manual u oral del clítoris, y que llegado el momento de la penetración, estemos más que listas para disfrutar del pene de nuestra pareja.

En el siguiente diagrama te explicamos cuáles son las zonas erógenas femeninas y lo que debes decir a tu chico que te haga en cada una de ellas.

1. Cuello

Es uno de los lugares con mejor respuesta a las caricias y los besos. No todas las mujeres reaccionan de la misma manera, pero la mayoría no volvemos locas si nos “atacan” en esta zona.

Besos suavecitos en el cuello y la nuca, al tiempo que nuestro chico nos acaricia espalda, brazos y senos, es el regalo más sensual que pueden darnos antes de tener sexo.

2. Senos y pezones

Es una de las zonas más excitantes del cuerpo femenino, pero tu pareja debe tener claro que tampoco se trata de que se quede ahí todo el tiempo.

El secreto para estimular tus senos es besarlos, morderlos suavemente y acariciarlos con delicadeza, después pasar a alguna otra parte de tu cuerpo y regresar por ellos.

3. Abdomen

La zona alrededor de tu
ombligo es muy receptiva a estímulos como los besos y las lamidas.

Te recomendamos incluir un cubo de hielo en el jugueteo para hacer vibrar este rincón de tu anatomía, ya que el cambio de temperatura (caliente por tu excitación y frío por el hielo) hará que todo tu cuerpo se estremezca.

4. Nalgas

A tu hombre le encantará sentir esta parte de tu anatomía, ya que desde unos años, los chicos están obsesionados con el trasero femenino.

Si les gusta tener sexo de “perrito”, antes de hacer lo suyo puede besar, morder y saborear tus nalgas muy sensualmente. A los dos les gustará mucho.

Otra opción es acariciar delicadamente tu ano. Al principio puedes sentir extraño, pero después te va a encantar.

5. Parte interna de los muslos

Al estar tan cerca de la vagina, esta zona es muy sensible y altamente vascularizada.

Dile que se tome el tiempo para acariciarla con sus dedos y que le dé pequeños masajes circulares.

No estaría mal que rozara tus muslos con sus labios y lengua, evitando llegar a la zona genital demasiado pronto…

6. Detrás de la rodillas

Es una zona poco explorada a nivel sexual, pero que tiene muchas terminaciones nerviosas.

Las caricias en este lugar deben ser suaves y delicadas. Dile a tu chico que use una pluma para hacer el masaje más íntimo.

7. Tobillos

A este rincón tampoco se le suele prestar demasiada atención, pero puede resultar ultra sexy.

Para empezar, dile que te vende los ojos, recuéstate sobre la cama, estira las piernas hacia arriba y descansa tus pies sobre sus hombros. Así podrá darte unos sensuales besitos en los tobillos antes de que se decida a embestirte.

 

Vía: http://informe21.com/

Déjanos un comentario