6 Signos de que el estrés afecta tu vida sexual
Califica esta publicación

Si has tenido malas experiencias durante tus últimos ‘hot moments’ este podría ser el factor culpable

Una de las partes vitales de tu vida que se afecta cuando el estrés es fuerte es tu ‘sex life’.

No queremos ni mencionar lo bueno que es para ti tener una vida sexual saludable, por eso aquí te dejamos seis puntos que te ayudarán a entender cómo el estrés afecta tus momentos íntimos.

1. El estrés altera tu percepción

En este caso hablamos de la percepción que tienes de tu pareja y de tu relación. No es secreto que cuando estás estresada eres más propensa a no soportar a alguien, hasta a tu pareja.

Esto es porque nuestra tolerancia llega a un punto muy bajo. También es difícil para tu pareja ser empática, sobre todo cuando él o ella espera un cierto nivel de autocontrol de tu parte.

La otra explicación es más difícil de entender. PhychCentral declaró que el estrés nos hace ver a nuestra pareja y a nuestra relación de una manera negativa.

2. Afecta tu imagen corporal

Todas sabemos que tu cuerpo es lo número uno cuando alguien te considera atractiva. Así que es obvio que una imagen corporal deficiente y una ‘sex life’ igual.

Sin embargo, algunas de nosotras sabemos que el estrés es uno de los causantes de que tengas una mala imagen.

Puede ser porque te hizo ganar peso o porque simplemente dejaste de preocuparte por cómo te ves y tu atracción caiga como piedra. De cualquier manera eso siempre significa menos sexo.

Para las que están en una relación, menos sexo también significa más problemas. Las parejas que tienen falta de comunicación tienen más peleas.

3. Dile adiós a tu confianza

Ya dejamos en claro que el estrés afecta tu mente y tu imagen. Pues también tiene un impacto heavy en tu autoestima. Todas sabemos que si tu autoestima es golpeada, tu juego puede estar en peligro.

Si estás buscando el amor mientras la confianza en ti misma está lastimada entonces estás en problemas porque el autoestima es clave en una relación.

4. Puedes ser propensa a beber más

El alcohol es conocido como una vía de escape de los problemas que rondan nuestra cabeza todos los días y constantemente.

El problema es cuando se vuelven más fuertes y pesan más; entonces la cosa cambia de ser solo un vaso de vino a ser la botella completa y todos los días.

Todas sabemos cuáles son nuestros límites con el alcohol e intentamos mantenernos dentro de ellos, pero cuando el estrés pega es mucho más fácil que perdamos nuestra fuerza de voluntad.

5. Disminuye tu ‘sex drive’

El estrés afecta nuestro metabolismo. De hecho, una cierta hormona llamada cortisol es la responsable de muchos de los efectos negativos del estrés en nuestro cuerpo.

Hay una relación muy cerca entre los niveles de cortisol y los niveles de estrés. Cuando los niveles de cortisol suben por un periodo largo de tiempo – cuando estás estresada por un largo periodo de tiempo – el cortisol suprime las hormonas sexuales lo cual puede llevar a problemas como disfunción eréctil y eyaculación precoz en el caso de los hombres.

Sin niveles substanciales de hormonas sexuales, tu líbido se reducirá drásticamente y el sexo será menos atractivo para ti.

6. Apaga tu switch de fertilidad

Esta sí asusta, pero es muy real. Ahora entendemos (y tú también) que si tu sex drive es bajo y no tienes sexo, obviamente no te vas a embarazar.

Aún así, el estrés puede tener un impacto mucho más radical. El cortisol ha demostrado se capaz de impedir a una mujer con un estado de salud perfecto, que quede embarazada según la Sociedad Europea de Reproducción y Embriología Humana.  Vida

Cortesía de cosmoenespanol.com

Déjanos un comentario