5 cosas poco comunes que afectan tu deseo sexual
Califica esta publicación

El estudio Satisfacción sexual entre los hombres y mujeres heterosexuales confirma que un menor deseo sexual no implica necesariamente tener menos sexo, sino es un sentimiento interno vinculado con el libido que afecta en la predisposición de hacerlo.

Hay muchas explicaciones de por qué se presenta este desinterés hacia la actividad sexual, desde las físicas, sicológicas, sociales y hasta cómo se lleva la relación de pareja, por ello Salud180 te presenta 5 cosas poco comunes que afectan el deseo sexual.

¿Se fue? Haz que vuelva

Tener una vida sexual activa trae muchos beneficios a la salud y estado de ánimo, disfrutarlo depende de ti, ya que este es un problema común, aseguran los sexólogos. Aquí algunas causas que lo originan.

  1. Spinning. Investigadores de la Universidad de Yale, Estados Unidas afirma que las mujeres que realizan esta actividad pierden la sensibilidad en su órgano sexual debido a la constante presión con el asiento de la bicicleta.
  2. Baja autoestima. Ruth K. Westheimer, de la Universidad de Columbia, asegura que tener una mala autopercepción provoca sentimientos de frustración e incapacidad por atraer a tu pareja sexualmente, lo cual lleva a que tengas un menor interés en el sexo.
  3. No asolearte. Investigadores de la Universidad Médica de Graz en Austria confirma que no asolearse es causa de un bajo deseo sexual, ya que exponerse al sol ayuda a asimilar la vitamina D que favorece el aumento de testosterona, hormona sexual masculina encargada de aumentar la libido, entre otras funciones.
  4. Depresión. Christine Webber, de la Universidad de Londres, considera que la depresión es un trastorno emocional que desequilibra la función de los neurotransmisores del cerebro, por lo que puede llevar a diversos problemas sexuales como baja libido y problemas de erección.
  5. Insomnio. Este padecimiento afecta el deseo sexual de las parejas porque cuando no se tiene una buena calidad de sueño, los estímulos eróticos no se disfrutan por el cansancio, estrés y ansiedad originados por el insomnio, afirma Robert Thayer, profesor de psicología en la Universidad de California, Estados Unidos.

De acuerdo con Oscar Abramzon, sicoanalista especializado en temas de pareja y sexualidad, cuando detectes que el deseo sexual ha disminuido no des por un hecho que el amor en la relación terminó, se puede volver a recuperar.

Una clave es trabajar en pareja, estrechar la comunicación y confianza. En otros casos, también la terapia sexual es de gran ayuda. ¡Disfruta de tu erotismo!

Vía: Sexualidad180

Déjanos un comentario