Chistes de Don Bejuco (Vol. 1) / Chistes de Viejitos
5 (100%) 4 votes

Disfruta de la colección de chistes de Don Bejuco vol 1 (Chistes de viejitos), diviértete con las mejores tramas y mini-historias. En los próximos días, se estarán publicando chistes diariamente sobre diversos temas, por otro lado, la mayoría adoptara un personaje de Fullchola como el encargado de la categoría. ¡Ahora comienza a disfrutar de estos  grandes clásicos!

Para más Chistes:Chistes del Abate Nicanor (Vol 6) / Chistes de Religiosos

Chistes de Don Bejuco Vol 1


Abuelos violentos

En el asilo de ancianos, le pregunta un abuelo a otro:

– ¿Por qué golpeaste a tu compañero de cuarto?

– Por abusivo.

-¿Seguro que fue por eso?

– Sí, usaba mis camisas, mis corbatas y mis trajes, y no me importó.

-Lo que no pude tolerar fue que se riera de mí con mi propia dentadura postiza.


Visitando a los presos

Una viejita va a la cárcel y le dice al vigilante de la puerta:

– Vengo a hacer una visita conyugal.

El guardia le dice:

– ¿Usted abuela? ¿a una visita de esa clase, pero con quien?

– Ah, pues con el que sea, con el que sea.


La donación del abuelo

Estaban varios viejitos en una celebración. Uno de ellos, se levanta y anuncia:

– Cuando me muera quiero donar mis ojos.

Otro se levanta y dice:

– Cuando me muera quiero donar mi hígado.

Todo el mundo empieza a decir lo que va a donar cuando se muera. Le llega el turno al último, un octogenario, y muy serio declara:

– Cuando yo me muera voy a donar mi pene.

Todos los presentes exclaman:

– ¡Que grande! que generosidad, que maestro, nadie nunca se había ofrecido para donar eso!

Todos gritaron:

– ¡Viva el buen señor que va a donar su pene!

Con el fin de felicitarlo, todos empiezan a gritar:

– ¡Qué se pare! ¡Qué se pare!

El viejito, con una sonrisa, dice:

– ¡Ay.. sí, se me paró!… ahora no lo dono un carajo!


La luna de miel de Don Bejuco

A sus 80 años don Bejuco se casa con una chica de 17… se van de viaje de novios, y a la vuelta sus amigos le preguntan al novio…

– ¿Qué tal el viaje de novios?

– Genial, estuvimos en la playa, el sol,…

– Qué bien, ¿y qué tal con la chica?

– Fabuloso, hicimos el amor casi todas las noches.

– ¿A tu edad? ¡Eso es increíble!

– No, mira, es que casi hicimos el amor el lunes, casi lo hicimos el martes,…


Tres viejitas

Tres hermanas, de 96, 94 y 92 años de edad vivían en su casa juntas.

Una noche la de 96 años empieza a llenar la tina para darse un baño, pone un pie dentro de la tina, hace una pausa y grita…

– ¡¿ALGUIEN SABE SI ME ESTABA METIENDO A TOMAR UN BAÑO O ESTABA SALIENDO DE BAÑARME?!…

La hermana de 94 años le responde…

– NO SE, ESPERA QUE SUBO PARA VER!

Empieza a subir las escaleras, hace una pausa , mira atrás y grita…

– ¿ESTABA YO SUBIENDO LAS ESCALERAS O LAS ESTABA BAJANDO?…

La hermana menor de 92 años estaba sentada en la cocina tomándose una taza de té y escuchando a sus hermanas.. Mueve su cabeza y piensa..

“AY, ESPERO NUNCA SER ASÍ DE OLVIDADIZA, TOCO MADERA!…” y da tres golpecitos en la mesa para que se le conceda ese deseo y luego les responde…

– AHORA SUBO YO, PERO ESPEREN QUE ALGUIEN ESTÁ TOCANDO LA PUERTA !…


Un viejo muy sordo, pero también muy rico, compra uno de esos novedosos aparatos ultra modernos para oir.

Quince días después vuelve muy contento a la tienda donde efectuó su flamante adquisición y se deshace en elogios por el mismo:

– Ahora oigo perfectamente bien, incluso lo que se habla en la pieza de al lado.

– Su familia, – le dice el vendedor,- debe estar muy contenta.

– No lo sé, – responde el viejo,- no les dije de este aparato, pero ya cambié 4 veces mi testamento.


Soñar no cuesta nada

Una mujer estaba dormida y estiraba y estiraba los brazos queriendo agarrar algo, en eso su esposo la despierta y le dice:

– Despiértate vieja! ¿que tienes? ¿por qué levantas tanto las manos?

La mujer le contesta:

– Ahh…, era un sueño tan lindo, soñé que había un árbol florecido con grandes penes y estiraba la mano para alcanzar uno.

Entonces le dice su viejo:

– Para que te preocupas si aquí tienes uno.

Y ella le dice:

– ¡Uuuuuyyyyyy viejo, como el tuyo había un montón tirados en el suelo!


Camino al cielo

Una anciana muere y llega al Cielo.

En las puertas del mismo se encuentra con San Pedro, y se ponen a conversar.

De repente… se escuchan unos gritos espeluznantes.

– No te preocupes por eso – le dice San Pedro -, es sólo que le están haciendo los hoyos en la espalda a alguien para poder ponerle las alitas.

La viejecilla se pone un poco nerviosa con esto, pero continúa conversando.

Diez minutos más tarde, se escuchan nuevos y escalofriantes gritos.

– ¡¡¡Pero, Dios mío!!! – exclama la viejita – ¿Y ahora qué está sucediendo?

– Nada de qué preocuparse – le contesta San Pedro -. Lo que pasa es que están haciéndole las perforaciones que se necesitan para instalar las aureolas.

– ¡Ah, no, eso sí que no! – dice la viejita – ¡No soy capaz de resistir todo esto! Mejor me voy p’al infierno.

– ¡Pero no puedes hacer eso! – le retruca el portero celestial – ¡No te vayas al infierno! ¡Allí abusarán de tí y te violarán!

– ¡ Sííííí…. así será… pero para eso…. ya tengo los hoyos hechos !


Via labiaba.com.ar

Déjanos un comentario