Chistes del Gallego Andurria (Vol. 1) / Chistes Gallegos
5 (100%) 3 votes

Disfruta de la primera colección de chistes  gallegos buenos, diviértete con las mejores tramas y mini-historias. Se estaran publicando chistes diariamente sobre diversos temas, la mayoria adoptara un personaje de Fullchola como el encargado de la categoria. ¡Ahora comienza a disfrutar de estos  grandes clasicos!

Chistes Volumen 1


¿Qué hacen los de Galicia cuando tienen frío?

-Se acercan a la estufa.

¿Y cuando tienen mucho, mucho frío?

-La encienden.


Entra un vasco en una ferretería:

-Quiero una motosierra que corte 1.000 árboles cada día. Le venden la mejor, garantizándole que corta 1.000 y más. Al día siguiente vuelve el vasco muy enfadado increpa al dependiente:

-Oiga, ¿no le dije, pues, que tenía que cortar 1.000 árboles por lo menos?. Esta motosierra corta 80.

El dependiente la coge extrañado, tira del arranque y cuando se pone en marcha oye al vasco que exclama:

-¡Anda! ¿Y ese ruido?


-¿Qué tal tu viaje por Italia?

-Muy bien, estuve en Roma, en Milán, en Temeo.

-¿Temeo? ¿Nunca había oído hablar de esa ciudad?

-Pues es grandísima.

-¿Sí?

-Sí, y muy famosa.

-¿Estás seguro de que se llama Temeo?

-¡Ah no! perdona, era Torino.


Dos gallegos en un coche:

-Oye, mira a ver si me funciona el intermitente.

-Ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no,…


En Galicia solo hay dos personas que se dedican a la mudanza y son hermanos. Un día iba uno de ellos con un armario muy grande a hombros y uno del pueblo le dice:

-Pero, ¿no te ayuda tu hermano?

-Sí, mi hermano está dentro sujetando las perchas.


Está una “María” de Galicia comprando en una droguería de la capital y pide:
-Me da un bote de lejía.

-¿Concentrada?, le pregunta el dependiente.

La “María” cierra los ojos, se pone los dedos en las sienes y repite muy lentamente:

– Me-da-un-bo-te-de-le-jia.


Entra un gallego a la farmacia y pregunta:

-¿Tiene preservativos con flecos?

-¿Qué pasa, les gusta a las mujeres? -pregunta intrigado el farmacéutico.

-A las mujeres no sé, pero a las cabras las vuelve locas.


Iban dos gallegos hablando por la calle y uno le dice al otro:

-Mira esa vieja qué bigotes tiene.

-Oye, que esa vieja es mi madre.

-Sí, precisamente te iba a decir lo bien que le sientan.


Un gallego decidió un día alquilar su primera película XXX. Fue al videoclub y, con toda calma, escogió la película cuyo título más le llamó la atención. De regreso en su casa, preparo su sillón, su bebida, y por supuesto su condón. Puso la película, pero solo se veía estática en la pantalla del televisor. Indignado, llamó por teléfono al videoclub y dijo al empleado:

– ¡Coño! La película salió defectuosa. No se ve ninguna imagen.
El empleado le contesta:

– Así es señor, hemos tenido muchos problemas con algunas películas. ¿Qué título rentó?

– Limpiador de Cabezal.


Llega un gallego a un bar y le dice al cantinero:

-Por favor, deme 5 tequilas.

Se los sirven y se toma uno tras otro sin parar, después dice:

-Cantinero, cuatro tequilas, por favor.

Una vez más se los toma sin inmutarse. Al rato:

-Cantineero, trressh tequilitas.

Los termina:

-Oye, dosshh tequiilasshh.

Se los toma y por ultimo:

-Un… hic… ddequila.

Concluye su tequila y se empieza a quejar con el cantinero:

-Coño, hombre… hic!… que no lo entiendo! ¿Por qué me shucede eshto a mí… hic!

El cantinero pregunta queriendo entender la actitud:

-¿A qué se refiere caballero? ¿qué es lo que no entiende?

-¿Esh que no lo ve?!… hic!… entre menos tomo, mas borracho me pongo.


 

Esperamos hayas disfrutado de este primer volumen con los chistes gallegos más buenos, pronto te traeremos  más colecciones. Att: Gallego Anduria

via labiaba.com.ar

 

Déjanos un comentario