Chistes del Abate Nicanor (Vol. 4) / Chistes de Religiosos
5 (100%) 1 vote

Disfruta de la cuarta entrega sobre; chistes del Abate Nicanor vol. 4 (chistes de religiosos), diviértete con las mejores tramas y mini-historias. Se estarán publicando historias diariamente sobre diversos temas; la mayoría de los personajes de Fullchola; serán los encargado de la categoría. ¡Ahora comienza a disfrutar de estos  grandes clásicos!

Para más chistes: Chistes de Cara e Corcho (Vol. 3) / Chistes de Borrachos

Chistes del Abate Nicanor Vol. 4


El Hippie y la Monja

Un hippie sube a un colectivo. En uno de los asientos esta sentada una bella monja. El hippie se acerca y le dice si quiere tener sexo con el. La monja, sorprendida, declina amablemente el ofrecimiento y se baja en la parada siguiente.

El chofer del colectivo llama al hippie y le dice: “Si quieres, yo puedo decirte como enganchar a la monja. Todos los jueves a la medianoche, esa monja va al cementerio a rezar. Si te pones una tunica blanca y una mascara que brille en la oscuridad, le puedes decir que eres Dios y ordenarle que tenga sexo contigo”.

Al hippie le parece una excelente idea, y al jueves siguiente a la medianoche, esta escondido en el cementerio con la tunica y la mascara. Cuando llega la monja, el hippie salta y le dice: “¡¡¡SOY DIOS!!! He escuchado tus plegarias y he decidido responderlas, pero primero deberas tener sexo conmigo”… La monja accede, pero le pide que sea sexo anal, de manera de conservar la virginidad dado que esta casada con la iglesia. El Hippie esta de acuerdo y lo hacen.

Al terminar, se arranca la mascara de la cara y le grita: “¡¡JA JA JA !! Soy el hippie!!” y la monja le responde: “¡¡¡JA JA JA !!! Soy el chofer del colectivo!”


Una monja visita su doctor.

Este le manda hacer un examen de orina. Cuando llega esta al convento le pide el favor a la señora encargada de limpieza que le lleve el frasco con los orines al laboratorio, dicha señora sale apurada y deja caer el frasco este se rompe y ella siente pena de decirle a la monja lo ocurrido asi que toma una muestra de su propios orines y los lleva al laboratorio.

Pasan los días la monja vuelve al doctor para saber los resultados y el doctor con mucha pena le dice que esta embarazada ella contesta: “ya ni de los cirios (velas grandes que utiliza la iglesia catolica) se puede una confiar!”.


EL SAGRADO SACERDOCIO

Es el día del examen final en el seminario. El padre superior le echa un discurso a los seminaristas que van a graduarse.

– Hijos míos, cansados ya como estamos de tantos escándalos en los que los nuevos sacerdotes se ven envueltos hemos decidido hacerles un examen especial para probar su resistencia hacia las tentaciones de la carne.

– Para empezar, desnúdense… El padre Humberto va a pasar entre ustedes con unas campanitas. Tome cada uno de ustedes una de ellas y aténsela al pene.

Una vez preparados los seminaristas entra al salón una bailarina de striptease, vestida en forma muy sugerente.

Inmediatamente empiezan a sonar las campanitas de la mitad de los seminaristas:

“TilinTilinTilin!”

El padre superior les ordena salir del salón diciéndoles:

– Hijos míos lo siento pero ustedes no están preparados todavía para salir al mundo. Que continúe la prueba.

La bailarina empieza a hacer su show. Cuando se quita el vestido:

“TilinTilinTilin!” se oyen las campanitas de la mitad de los que quedan.

Estos son retirados del salón.

La bailarina continúa. Cuando se quita el brassiere:

“Tilin,Tilin,Tilin!” suenan casi todas las campanitas.

Se retiran los campaneros.. y solo quedan tres seminaristas todavía en el salón.. pero no por mucho tiempo.

Cuando la bailarina se quita la tanga dos campanitas suenan “Tilin,Tilin,Tilin”

Queda un seminarista imperturbable. A una seña del padre superior la bailarina se le acerca, y lo acaricia. Silencio absoluto. Se le sienta encima. Silencio.

Basta! -dice el padre superior- Hijo mío tu has sido el único de tu generación en haber superado tan difícil prueba. Estas listo para salir al mundo. Dame un abrazo de despedida….

“TilinTilinTilin”.


El Borracho y la Monja

Un borracho, obviamente nervioso y agitado, entra en una cantina y pide una dosis doble de whisky. Se la traga y pide otra, y después de tomársela pregunta al barman: “¿Ud. una vesh a vishto a un pingüino de shinco pies de altura? Al recibir la negativa, continua: ¿Gueno, ni uno de un poco menosh, como de cuatro piesh? Otra vez le contesta el barman que nunca. Después de permanecer callado un rato, el borracho dice en voz muy baja al barman:

“Puesh, entonshes me pareshe que acabo de atropellar a una monja…!


Las Puertas del Cielo

En un monasterio, había un sacerdote que acostumbraba bañarse todas las noches en su tina, ayudado por una hermana religiosa, quien había sido educada en ayudar al padre sin pudor, en lo que necesitara durante su baño cotidiano.

Una mañana la hermana se encuentra con la Madre Superiora y le dice:

– Madre he sido salvada!

– ¿Pero como ha ocurrido tan magno evento querida hija?

– Anoche, mientras ayudaba al Padre Manuel con su baño, el tomó mi mano y la llevó hasta su entrepierna y me dijo:

– “Esta es la llave del cielo” y que sería necesario probarla con mi cerradura para ver si se abrian las puertas del cielo para ser salvada.

La Madre Superiora dijo:

– Este viejo desgraciado….y que más pasó ?

– Bueno probamos la cerradura, al principio dijo que dolería un poco, pero que el camino al cielo era difícil y doloroso, pero que al final sentiría un gran placer.

Viejo desgraciado… dijo la Madre Superiora… y a mi me tenia engañada con que era la trompeta del arcángel Gabriel y se lo estoy soplando hace 20 años !


La Capilla Misteriosa

Una mujer está buscando una capilla en la que según la tradición muchas mujeres que parecen estériles van a rezar allí y se curan de su problema.

La mujer en cuestión ve la puerta de un convento y llama:

-¿Si?

-¿Es aquí donde con un Ave María una se puede quedar embarazada?

-No, eso es con el padre nuestro, pero ahora esta de vacaciones.


Los Malhechores 

Luego de que las hermanitas de la caridad lograron reponerse de susto el inspector de la policía decide interrogar a la madre superiora y a la novicia que presenciaron el delito.

El inspector interroga a la madre superiora:

– Cuéntame, madre superiora que fue lo que sucedió.

– Entraron a la capilla donde todas las hermanas y novicias estaban reunidas, y saquearon todo. Eran tres malhechores. y …

La novicia la interrumpió diciendo:

– Y nos querían envenenar!

El inspector intervino:

– Cálmese hermana, luego paso a su declaración.

La superiora continuó:

– Se llevaron los cáliz, y todas las cosas de valor. y nos registraron a…

Nuevamente la novicia interrumpió

– Y nos querían envenenar! … Nos querían envenenar!

El inspector dijo:

– Esta bien hermana, cálmese, ya me contará,… bueno? Continúe madre.

– Como le decía nos registraron a cada una de nosotras.

Luego el inspector se dirigió a la hermana y le dijo

– Bien hermana, ahora dígame que le hace suponer que las querían envenenar.

Sollozando la hermana dice:

– Aunque no levantaron mucho la voz, yo le oí decir a uno de ellos “Y que tal si les damos un polvito a cada una”


-¿Sabes quien es el patrón de los profesores de educación física?

-San Gimnasio de Loyola.


Via labiaba.com.ar

Déjanos un comentario